agencias | @mmdeportesmx
3 de diciembre de 2016 / 07:45 p.m.

El alero estrella de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James, llegó al United Center vestido con el uniforme de los Cachorros de Chicago como pago por la apuesta que hizo con su amigo y excompañero el escolta Dwyane Wade sobre el ganador de la pasada Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas.

James, un nativo de Akron, población cerca a Cleveland, y Wade, nacido en Chicago, habían apostado antes que diese inicio la Serie Mundial que el perdedor de la apuesta debería ponerse el uniforme y la gorra del equipo ganador en el primer partido que disputasen luego entre con sus respectivos equipos de Bulls de Chicago y los Cavaliers.

Como los Indios de Cleveland perdieron la Serie Mundial (4-3) al mejor de siete después de tener una ventaja de 3-1 a su favor, a James le tocó cumplir con la promesa.

Wade lo esperó a la entrada del United Center y lo acompañó en su recorrido hasta el vestuario de los Cavaliers, mientras intercambiaban comentarios en tono de broma y diversión.

"Por favor, puedes sonreír un poco mientras me hago una foto contigo", le pidió Wade a James antes que el "Rey" entrase al vestuario de los Cavaliers.

A lo que James le contestó que no tenía que seguirlo porque ya había ganado la apuesta, que siempre mostró una amplia sonrisa y confirmó que igual que es un "buen ganador" también lo es como perdedor.

Mientras que Wade insistía que todos podían mirar a James porque daba una imagen especial y se le vía "grandioso".

A pesar del mal rato que le toco pasar al tener que ponerse el uniforme de Cachorros, James no sufrió en cuanto a que los Indios no son su equipo preferido, dado que la predilección la tiene puesta en los Yanquis de Nueva York y no participaron en los playoffs.

"Lo que no me he puesto son los tacos", comentó James. "Es que tengo que jugar mi partido. Tampoco me puse un guante, sólo el uniforme".

"Se trató de una apuesta y di mi palabra de honor, es así de simple", comentó tras cumplirla. "Fue bastante divertido, no sólo porque vestí el uniforme de otro equipo, sino porque hice feliz a un amigo (Wade) y se lo que significa para él estar jugando ahora en Chicago".