ap - multimedios digital
18 de julio de 2015 / 07:53 p.m.

Con más de 155 años de historia, todavía el Abierto Británico ofrece situaciones extrañas, pocas veces vistas.

Dustin Johnson le dio un poco de orden al torneo.

La segunda ronda duró aproximadamente 39 horas desde el primer tiro en el tee hasta el putt final. Brooks Koepka se tardó 30 minutos para intentar un putt. Jordan Speith, quien ganó el Masters y US Open gracias a su juego corto, necesitó de 3 putts en cinco hoyos y todavía sigue viva su aspiración de ganar tres majors consecutivos.

Si eso no fue suficiente, con ráfagas de viento de 40 millas por hora causó un retraso de 10 horas y media por lo que The Open terminará el lunes por primera vez en 27 años.

A pesar de todo el caos en el Old Course y todo el debate si debió de haber empezado la acción el sábado en la mañana, a Dustin Johnson sólo le importaba terminar. En el hoyo 18 requirió de dos putts desde 150 pies de distancia para concluir con una ronda de -3 (69).
Eso le dio un tiro de ventaja sobre Danny Willett de Inglaterra,

Mientras que Tiger Woods falló el corte por la tercera ocasión en los últimos cuatro majors.

Dustin Johnson se encuentra en -10 (134 tiros en total) después terminar su segunda ronda de -3 (69). Un mes después de hacer un three putt de 12 pies de distancia, le costó una oportunidad de ganar el US Open. Él demostró el sábado que puede jugar con el viento.

Paul Lawrie, el escocés de 46 años que ganó un Abierto loco en Carnoustie en 1999, estuvo sin bogey durante sus últimos 14 hoyos y se encuentra dos tiros atrás.

Louis Oosthuizen y Jason Day se unen a un grupo grande en -7 junto a Adam Scott y Zach Johnson que terminaron su segunda ronda el viernes.

Speith, quien está buscando ganar el tercer torneo del Grand Slam, tuvo una ronda de 72 y está cinco tiros atrás.