rafael rivera - @rafadatos
24 de abril de 2016 / 11:25 a.m.

Con 25 años de edad, el argentino Cipriano Martínez paralizó al mundo del rugby al patear severamente la cabeza de un jugador rival, lo cual provocó que fuera castigado por 29 años.

Durante el partido entre los clubes Pucará y San Albano, Martínez agredió a Juan Massi, cuando este último planeaba ponerse de pie tras una jugada del San Albano.

Producto de esta agresión, la URBA (Unión de Rugby de Buenos Aires) tomó la decisión de suspender a Martínez por casi 30 años, lo cual fue reconocido por el presidente del equipo al asegurar a la prensa que “recibimos la notificación oficial de la sanción a Cipriano: son mil 508 semanas, algo así como 29 años”.

Igualmente la directiva del Pucará ya había optado por castigar a Cipriano, asegurando que “Pucará ya lo había sancionado de por vida para cualquier actividad relacionada con el rugby dentro del club”.