JOSÉ MANUEL VILLALVA - FACEBOOK: ELPEPESPORTS
29 de agosto de 2016 / 10:54 a.m.

El quarterback de los Cardenales de Arizona, Carson Palmer, no ha tenido una buena pretemporada. 

En el partido del domingo por la noche, Palmer fue victima de una gran intercepción a una mano por John Simon ante los Texanos de Houston.

Simon no mostró gran agilidad para saltar y lograr la intercepción, sino necesitó de muy buenos reflejos. Todavía al final tuvo la velocidad para escaparse para la anotación.

Después de lanzar la intercepción, Palmer fue golpeado por el tackle defensivo Devon Still y perdió su casco en una imagen que el entrenador en jefe de Arizona, Bruce Arians no quería ver.