josé manuel villalva - facebooK: elpepesports
21 de junio de 2017 / 05:37 p.m.

¿Cuál ha sido el impacto más grande que ha causado el dominio de los Warriors de Golden State en las últimas dos temporadas sobre el basquetbol de la NBA? Posiblemente el como han ido perdiendo valor los jugadores centros como Dwight Howard y DeAndre Jordan.

Es sabido como en la historia, nunca había estado tanto el enfoque en encestar tiros de tres puntos. Con la superioridad demostrada por Warriors, los equipos se han visto con la necesidad de buscar jugadores versatiles que puedan jugar ofensivamente y defensivamente desde el perímetro. 

Jugadores de la posición centro que dominan la pintura y esa es su prioridad ya no son tan necesarios.

Los ejemplos más claros de eso son Howard y Jordan. Dwight, quien una vez se disfrazó como Superman en el concurso de clavadas del Juego de Estrellas, ha pasado en los últimos tres años de Houston, a Atlanta y ahora a Charlotte.

Mientras que DeAndre, hace dos años, era uno de los jugadores más cotizados en la agencia libre. Los Mavericks de Dallas y Clippers de Los Ángeles se lo pelearon hasta el final. Se terminó quedando con Clippers y ahora, según reportes de ESPN, están buscando intercambiarlo. Probablemente estos jugadores tienen cabida en la NBA pero no con salarios de 20 millones de dólares por temporada.

Jugadores como Andre Drummond, de Pistones, Jordan y Howard ya no son piezas indispensables para armar un equipo buscando ganar un campeonato. Es por está razón cuando jugadores de antaño dicen que los Bulls de los 90s les ganarían a estos Warriors sería importante analizar si alguien como Dennis Rodman sería igual de efectivo como aquel entonces. Porque Rodman, muy bueno era para dominar en la pintura pero ¿qué tanto será un limitante a la ofensiva?