AP - @MMDEPORTESMX
13 de febrero de 2017 / 10:24 a.m.

Carmelo Anthony registró 25 puntos y los Knicks rescataron una victoria en el cierre de una tumultuosa tanda de cinco partidos en casa al vencer el domingo 94-90 a los Spurs de San Antonio.

Con Latrell Sprewell y varios otros ex jugadores de los Knicks presentes dos días después que a Charles Oakley se le prohibiese ingresar al Madison Square Garden, el actual equipo ofreció una actuación defensiva propia de sus versiones de antaño, limitando a los Spurs a un 36 por ciento de efectividad en tiros de campo.

"Fue una delicia admirar eso. Así es que se juega básquetbol", comentó el entrenador de los Knicks Jeff Hornacek.

Los Knicks venían de sufrir el viernes una derrota ante Denver, en la que permitieron 131 puntos, sumándose a derrotas ante Cleveland y los dos equipos de Los Ángeles al inicio de la serie de partidos en el Garden.

Kawhi Leonard tuvo 36 puntos para los Spurs (41-13), que vieron rota una racha de dos victorias y fallaron en su primer intento para lo que hubiera sido un récord de la NBA con 20 temporadas consecutivas con un saldo positivo de victorias y derrotas. El argentino Manu Ginóbili acabó con cuatro puntos.

"Un 36 por ciento en tiros de campo y 20 en triples, lo que fuera, con eso no se puede ganar de visitante", declaró el técnico de los Spurs Gregg Popovich.

Los Knicks no permitieron que los Spurs alcanzaran los 70 puntos hasta que quedaban ocho minutos por jugar.

Y Anthony aportó la ofensiva cuando la necesitaban al aferrarse a una ventaja de dos puntos. Un par de encestes de Anthony pusieron el marcador 92-86 con 33 segundos en el reloj.

La tensa relación de Anthony con Phil Jackson y los rumores de cambios mantiene en jaque al equipo, pero lo que más conmocionó fue el episodio en el que Oakley fue detenido tras un altercado con la seguridad de la arena.

Sprewell reapareció en el Garden por primera vez desde el 29 de diciembre de 2004, sentándose al lado de James Dolan, el dueño del equipo que determinó marginar a Oakley del Garden tras ser detenido por el altercado.

Ex jugadores, como Larry Johnson, Bernard King, Vin Baker, Kenny Walker y Herb Williams, acompañados por Dolan, visitaron al equipo en el vestuario tras el partido.

Los Knicks actuales demostraron a sus aficionados que pueden exhibir garra en defensa.

"Ganando, perdiendo o empatando, ellos (los fanáticos) quieren vernos dando pelea en cada partido y si hubiéramos perdido este partido hoy, este habría sido un partido en el que haber dicho que dimos pelea, que el esfuerzo fue palpable y que lo dejamos todo", destacó Anthony.