AP - @MMDEPORTESMX
27 de enero de 2016 / 08:15 p.m.

LeBron James descartó la noción de que es un mata-entrenadores.

Ampliamente criticado en los círculos del baloncesto por la percepción de que presionó a la gerencia de Cleveland para despedir al coach David Blatt la semana pasada, James dijo que las críticas de que mina la autoridad de los entrenadores es injusta.

"Pero, ¿qué puedo hacer?", dijo tras la práctica del miércoles antes de que los Cavaliers se midieran a los Suns de Phoenix.

"Nunca, desde que comencé a jugar básquetbol, he minado la autoridad o le he faltado el respeto a un entrenador", comentó. "Pregunten a cualquiera de mis entrenadores infantiles, de preparatoria, a los entrenadores con los que he jugado en torneos, campamentos o en la NBA, siempre he respetado lo que han querido hacer".

Blatt fue despedido el viernes a mitad de su segunda campaña con el equipo pese a tener a los Cavs en la cima de la Conferencia del Este y haberlos llevado a la final de la NBA la temporada anterior.

La salida de Blatt — el tercer entrenador de un equipo de James que ha sido despedido — provocó críticas contra el cuatro veces Jugador Más Valioso de la NBA. El martes, un socio minoritario del Heat, dijo en una entrevista con la radio israelí que James intentó que despidieran a Erik Spoelstra de Miami. Posteriormente, Ranaan Katz se retractó de sus declaraciones en el diario South Florida Sun-Sentinel.

Blatt fue reemplazado por Tyronn Lue, su principal asistente y ex jugador de NBA, quien ha conocido a James desde que éste era un prodigio de 17 años en la escuela secundaria.