ap - multimedios digital
16 de junio de 2015 / 12:19 a.m.

Con una gorra de cuero, que llevaba zurcido el emblema de los Cavaliers, LeBron James aprovechó su conferencia posterior al partido para afirmar que es "el mejor jugador del mundo".

Su grandeza no está en duda después de ofrecer cinco actuaciones fulgurantes en la final de la NBA. James ha dejado claro que nadie le hace sombra en la cancha. Pero James sabe que debe hacer incluso más, si es que eso es posible, para evitar que una temporada inspiradora de los Cavs termine en el abismo.

"Tengo que mejorar", comentó.

Incluso si lo hace, es posible que ello no baste. Stephen Curry y los Warriors de Golden State están a una victoria de apoderarse del trofeo.

En ventaja por 3-2 durante una serie emocionante, caracterizada por los duelos estratégicos y repleta de historias paralelas a su trama principal, los Warriors pueden coronarse por primera vez desde 1975 este martes por la noche, si se imponen en el sexto partido.

Pero James ni parpadeó después del quinto partido, cuando no sólo declaró que es el máximo astro del basquetbol mundial, sino que está listo para elevar su nivel de juego.

"Tenemos lo necesario para ganar", aseveró. "Me siento confiado".

También lo están los Warriors. Y ni las declaraciones ni las estadísticas de James importarán si Curry, quien ha reencontrado su magia, vuelve a disparar con el tino que lo caracterizó el domingo, cuando Golden State se llevó el triunfo por 104-91.

Curry anotó 17 de sus 37 puntos en el cuarto periodo, cuando respondió a cada uno de los grandes encestes de James con disparos asombrosos. El duelo entre ambos deleitó a millones de televidentes y a una multitud que no se cansó de hacer estruendo en el Oracle Arena.

No quedó duda de por qué Curry fue nombrado el Jugador Más Valioso de la NBA en esta temporada. Marcó la pauta para que los Warriors se colocaran a una victoria de embolsarse el trofeo Larry O'Brien.

El astro de Golden State fue atendido por una deshidratación después del quinto partido, pero se espera que esté plenamente recuperado para el encuentro en que los Warriors tratarán de liquidar a los Cavs en el Quicken Loans Arena.

"Peleamos duro todo el año y nos colocamos ahora en una buena posición para ir a Cleveland. Ojalá que resolvamos allá", señaló Curry. "Tenemos mucha confianza".

James se interpone entre Golden State y el cetro. Está claro que hará todo lo posible por obligar a la realización de un séptimo duelo. Lo que no se puede concebir es que James pueda dar más de lo que ha ofrecido.

No tiene otra opción.