AP - @MMDEPORTESMX
26 de mayo de 2017 / 10:34 a.m.

Habrá una tercera final consecutiva entre Cavaliers y Warriors, por cortesía de LeBron James.

James sumó 35 puntos y rebasó a Jordan como el máximo anotador en la historia de la NBA, para que Cleveland apabullara el jueves 135-102 a los Celtics de Boston y sellara su pasaje para la final.

“Uso el número de Mike (el 23). Creo que comencé a enamorarme de este deporte por Mike, sólo por lo que él logró”, relató James. “Cuando veías a Michael Jordan era casi como un dios. Así que yo no pensaba que podía ser como Mike”.

Kyrie Irving añadió 24 unidades y Kevin Love finalizó con 15 por los Cavs, ahora tricampeones de la Conferencia del Este, que nunca estuvieron en desventaja. Tuvieron una delantera de incluso 39 tantos en uno de los duelos más desiguales de la serie.

Cleveland impuso un récord de la NBA, al ganar por 13ra ocasión consecutiva un duelo en que podía resolver una serie.

Tras imponerse por 4-1 en esta final del Este, los Cavs tienen una foja de 12-1 en la actual postemporada. Ahora, deberán prepararse para chocar con Golden State, invicto en estos playoffs y al que derrotó en la final del año pasado para conquistar el primer campeonato en su historia.

James disputará su séptima final consecutiva.