jose luis garza
30 de abril de 2015 / 12:34 a.m.

La edición 2015 de la Universiada deja mucho sentimiento en varios de los medallistas, pero no tanto como en el caso de Lorena Mendoza quien levantó el metal dorado en Kumite de la división de 55 kg femenil y quien al terminar su combate no pudo contener el llanto.

"Han sido medallas de oro en 2009, 10, 11, 12, 13, 14 y 15 gracias a Dios, no hay más", expresó la egresada de la Facultad de Artes Visuales y estudiante de maestría en la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

"Mañana (jueves) todavía tengo competencia por equipo y de ahí me retiro totalmente del karate. Eso me da mucha tristeza. No te imaginas lo bonito que se siente ser tigre y representar a esta Universidad", expresó.

Por su parte Cecilia Cuéllar, ligó seis Universiadas levantando el oro.

"Es una emoción, muchos dicen que ganar es difícil pero yo considero que lo más difícil es mantenerse y con este resultado estoy afirmando que es cuestión de darle corazón a las cosas, dar todo de ti y además disfrutarlo", dijo la estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas.

En tanto Alexis Reyes tuvo dos cosas en común con Cecilia: colgarse el oro y lograrlo en su sexta Universiada. El estudiante de Maestría en Criminología.
"Ganar estando en casa es una gran alegría que me regalo a mí y a toda mi gente de Tigres", dijo Alexis.

Por su parte Jesús Rodríguez, alumno de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL, se mostró contento al obtener su primera medalla individual.

"Es mi segunda Universiada pero mi primer oro individual, significa bastante, se lo dedico a mi familia, a mis compañeros y a todos los que me apoyaron", expresó.

A su vez César del Río debutante en esta clase de competencias no podía tampoco esconder la felicidad por estar en lo más alto del podio.

"Estoy muy contento por mi primera de oro en mi primera Universiada nacional, venía con todas las ganas de arrasar y gracias a Dios así fue como sucedió. Fue una pelea contra un compañero de Sinaloa, amigo mío, estuvo un poco cardiaca, nos fuimos uno y uno, uno y uno hasta que pude coronarme campeón".