AGENCIAS
30 de octubre de 2015 / 10:02 p.m.

Aturdidos en Kansas City por un oponente que lo hizo todo bien, los Mets se despabilaron en casa empleando métodos similares y evitaron hundirse más en la Serie Mundial.

Noah Syndergaard se recuperó tras un tambaleante comienzo al cubrir seis innings, mientras que David Wright y Curtis Granderson sacudieron sendos jonrones de dos carreras ante Yordano Ventura para que Nueva York derrotase el viernes 9-3 a los Reales y se acercara a 2-1 en el Clásico de Otoño.

En el primer juego de Serie Mundial en la historia del Citi Field, los Mets necesitaban ganar de forma imperiosa. Horas antes del partido, la voz de Darryl Strawberry recordó que aún había serie, al afirmar que un 2-0 en contra "no significa nada", y que el equipo que conquistó la Serie Mundial de 1986 —la última corona de la franquicia— lo logró tras perder los primeros dos duelos.

Propulsados por el frenético aliento de 44.781 fanáticos, la mayor concurrencia en la historia del estadio inaugurado en 2009, los Mets remontaron dos veces ante Ventura, el derecho dominicano de 24 años que no sobrevivió el cuarto inning.

Este fue el primer juego de una Serie Mundial en que la delantera cambió de manos tres veces en los primeros tres innings, según STATS.

Luego que los Reales se pusieron al frente 3-2 en el segundo acto, Syndergaard se consolidó y retiró a 12 bateadores en fila. El novato de 23 años toleró tres carreras y siete hits con seis ponches y tres bases por bolas.

Kansas City logró congestionar las bases con dos hits en el sexto ante Syndergaard, pero "Thor" logró que Alex Ríos fallara con un rodado que el campocorto Wilmer Flores dominó.

Los jonrones de Wright y Granderson en el primero y tercer innings, respectivamente, voltearon el marcador. Y el hit al cuadro de Michael Conforto amplió la ventaja a 5-3 en el cuarto.

Un racimo de cuatro anotaciones en el sexto estiró la diferencia. Fue un racimo fabricado al estilo de los Reales, con una ráfaga de cinco sencillos, un elevado de sacrificio y un pelotazo propinado por el relevista Franklin Morales. Además, Morales se enredó al fildear un rodado, amagar con un tiro a tercera y luego disparar a segunda muy tarde.

Juan Uribe, en su primera acción con los Mets en más de un mes tras sufrir una lesión en el pecho, produjo una carrera con un sencillo. Wright añadió otras dos con un sencillo y la cuarta del sexto entró con el elevado de sacrificio de Yoenis Céspedes.

A diferencia de Matt Harvey y Jacob deGrom, los abridores de los Mets en Kansas City, Syndergaard sí hizo que los bateadores de los Reales abanicasen lanzamientos. Tres de sus primeros 12 pitcheos provocaron swings perdidos, emulando de inmediato el acumulado de deGrom en el segundo juego.

En la víspera, Syndergaard prometió que se tenía guardados "algunos trucos" para neutralizar a Alcides Escobar, el primer bate de los Reales que en la postemporada no había fallado con hacer contacto al primer pitcheo. Lo que había fraguado "Thor" fue lanzarle una recta de 98 millas por hora, que pasó zumbando por encima de la cabeza del torpedero venezolano, quien acabó ponchándose ante otra recta de 99 mph.

De todas formas, los Reales se fueron arriba. Ben Zobrist conectó un doble y luego avanzó con un hit al cuadro interior de Lorenzo Cain, un rodado por la tercera base. Eric Hosmer siguió con una roleta al inicialista Lucas Duda, quien tiró a Wilmer Flores en segunda para sacar un out. Syndergaard y Duda trataron de llegar a la inicial para recibir el tiro del torpedero venezolano, pero el pitcher recibió la bola fuera de la base, con lo que Hosmer logró quedar quieto y Zobrist anotó.

La réplica de los Mets fue sin chistar: Granderson se embasó con un hit al cuadro en la parte baja y Wright desapareció una recta de 96 mph de Ventura, 385 pies por el jardín derecho, para una ventaja 2-1

Con un ataque de cuatro sencillos y la ayuda de un pásbol, los Reales volvieron irse al frente 3-2 en el segundo.

Salvador Pérez quebró el bate al depositar un sencillo por el jardín izquierdo y Alex Gordon siguió con otro. El sencillo de Alex Ríos por el izquierdo remolcó a Pérez, pero Gordon fue sacado out en tercera luego que los Mets pidieron la revisión del video. Después que el sacrificio de Ventura permitió que Ríos avanzar a tercera, el boricua anotó cuando Travis d'Arnaud ante una curva de su pitcher.

Pese al ponche que se llevó en el primer inning, Escobar estiró a 13 su racha de juegos consecutivos bateando de hit. Acumula 21 imparables en la actual postemporada.

El duelo deparó además un hecho sin precedente: el debut de un pelotero en las mayores, nada menos que en el Clásico de Otoño.

Raúl Adalberto Mondesí, dominicano de 20 años e incluido en el roster de Kansas City el martes, entró como bateador emergente en el quinto inning. Se ponchó ante cuatro lanzamientos.

Pero el jonrón de Granderson justo por encima del muro del derecho restableció la ventaja de los Mets, 4-3. El batazo fue contra una recta de 94 mph, luego que Syndergaard abrió el episodio con un sencillo.

Por los Reales, los venezolanos Escobar de 4-1, Pérez de 3-1 con una anotada. El boricua Ríos de 3-1 con una anotada y una impulsada. El cubano Kendrys Morales de 1-0. El dominicano Mondesí de 1-0. El brasileño Paulo Orlando de 1-0.

Por los Mets, el cubano Céspedes de 3-1 con una empujada. Los dominicanos Juan Lagares de 2-1 con una anotada, Uribe de 1-1 con una anotada y una producida. El venezolano Flores de 3-0 con una anotada.