AP - @MMDEPORTESMX
1 de junio de 2016 / 10:48 a.m.

Durante una gloriosa noche, Mookie Betts se libró de la etiqueta de primer bate y tomó el rol de toletero.

Betts impuso una marca personal con tres jonrones y empujó cinco carreras para que los Medias Rojas de Boston consiguieran un triunfo cómodo el martes 6-2 sobre los Orioles de Baltimore, despegándose con una ventaja de tres juegos en la cima del Este de la Liga Americana.

En su debut de temporada, el venezolano Eduardo Rodríguez (1-0) permitió dos carreras en seis innings para llevarse el triunfo.

Betts inició el juego con cañonazo al jardín central ante Kevin Gausman (0-3) y luego añadió un vuelacercas de tres anotaciones al jardín izquierdo en el segundo inning. Tras ser dominado en la cuarta entrada, Betts conectó jonrón solitario por el jardín derecho en el séptimo capítulo.

"Esta es probablemente la mejor noche", dijo Betts. "Es la primer vez que hacía algo así (a cualquier nivel)".

Al bate en el noveno inning y con la posibilidad de empatar la marca de Grandes Ligas con cuatro cuadrangulares en un partido, Betts sacó rodado a segunda ante el novato Ashur Tolliver.

"Un jonrón habría estado bien, pero solo estaba intentando conseguir otro hit", agregó.

Pese a ello, se convirtió en el primer jugador de Boston con tres cuadrangulares en un partido desde que Will Middlebrooks lo consiguiera el 7 de abril de 2013. Los 12 jonrones de Betts son la segunda cifra más alta del equipo, solo detrás de los 14 del dominicano David Ortiz.

El torpedero de Boston Xander Bogaerts alargó a 14 su racha de juegos con al menos un hit con su sencillo en la séptima entrada.