ap - multimedios digital
18 de julio de 2015 / 03:23 p.m.

Los homenajes se suceden en el mundo de la Fórmula Uno para recordar al piloto francés Jules Bianchi, que murió en la madrugada del sábado tras una larga lucha con las terribles lesiones sufridas en un choque frontal contra una grúa en el Gran Premio de Japón en octubre del año pasado.

El piloto, de 25 años, murió en un hospital en su Niza natal, a solo 30 kilómetros (20 millas) de la pista en la que firmó la mejor actuación de su incipiente carrera: el Gran Premio de Mónaco.

Fue en el exigente circuito urbano de Mónaco donde, el año pasado, Bianchi, que conducía un monoplaza de la escudería Marussia — ahora renombrada Manor Marussia — terminó en novena posición, el mejor puesto del equipo y sus primeros puntos en la exclusiva competición automovilística.

"Las palabras no pueden describir la enorme tristeza dentro de nuestro equipo esta mañana, a medida que somos conscientes de la pérdida de Jules", dijo John Booth, director de equipo de Marussia Manor. "Ha dejado una marca indeleble en nuestras vidas, y siempre será parte de todo lo que conseguimos, y de todo lo que llegará en el futuro".

El manejo de Bianchi ese día fue una mezcla de talento, determinación férrea y estilo: justo los rasgos que le hicieron destacar y ser presentado como una futura estrella de este deporte tras graduarse en la academia de Ferrari en 2009. Corrió en 34 grandes premios.

"Jules era un talento brillante Él estaba destinado a grandes cosas en nuestro deporte: el éxito que tanto merecía", agregó Booth en un comunicado difundido por su escudería. "También era un magnífico ser humano, que dejó una huella duradera en un sinnúmero de personas en todo el mundo (...) era una persona muy cercana, humilde y agradable que iluminó nuestro garaje y nuestras vidas".

Bianchi era un conductor muy querido la a veces hostil Fórmula Uno.

Su compatriota Romain Grosjean, piloto rival en el equipo Lotus, tuiteó: "Ayer perdimos a uno de los mejores muchachos y uno de los mejores pilotos que he conocido. Te echaremos mucho de menos, amigo mío".

El piloto británico Max Chilton, compañero de Bianchi el año pasado, dijo en Twitter: "No hay palabras para describir lo que han perdido su familia y el deporte. Todo lo que puedo decir es que fue un placer conocerte y correr contigo".

McLaren tuiteó: "El sentir de todos en McLaren acompañan a los amigos y familiares de Jules Bianchi. Te echaremos mucho de menos".

El francés Jean-Eric Vergne, que compitió con Grosjean y Bianchi dijo: "Me faltan las palabras... Te extrañaremos, viejo amigo". En su tuit, Vergne agregó una fotografía d Bianchi con el optimismo reflejado en el rostro.