AP - @MMDEPORTESMX
27 de septiembre de 2016 / 10:47 a.m.

Los jugadores de la NBA no están concentrados únicamente en sus equipos de cara al inicio de la temporada.

También les preocupa su país.

Las frases comunes típicas de los días previos al arranque del campeonato han dado paso a comentarios sobre las injusticias sociales y la violencia. Los jugadores dicen que quieren ayudar a resolver esos males, pero admiten que no saben cuál es la respuesta.

"Estuve hablando sobre algunas cosas durante el verano y creo que todo sigue igual. De hecho, las cosas están empeorando", afirmó el estelar jugador de los Knicks Carmelo Anthony el lunes. "Hay que seguir hablando de todo esto".

Anthony fue uno de los jugadores de cartel que más se quejó de la matanza de hombres negros por parte de la policía en Louisiana y Minnesota en julio. En la ceremonia de entrega de los premios ESPY Anthony y otros amigos y estrellas como LeBron James, Dwayne Wade y Chris Paul hicieron un emotivo llamamiento y siguieron hablando de estos temas durante los Juegos Olímpicos.

Pero las recientes matanzas ocurridas en Tulsa (Oklahoma) y Charlotte (North Carolina), captadas en video, convencieron a estos jugadores de que no ha habido progresos.

"Se sabe que las cosas no pasan de la noche a la mañana, pero no pareciera que hay cambio alguno", declaró LeBron a la Associated Press. "Hay que asegurarse de que la gente se sigue preguntando '¿quiénes son nuestros líderes? ¿Quiénes son nuestros verdaderos líderes, que nos van a ayudar a cambiar las cosas?'. Todos buscan una respuesta y nadie la tiene".

Los jugadores elogiaron al quarterback de los 49ers de San Francisco Colin Kaepernick por llamar la atención sobre estos problemas arrodillándose mientras se ejecutaba el himno nacional. Luego explicó que lo hizo porque el himno tiene una estrofa de tono racista. LeBron, Antonhy, Stephen Curry (el Jugador Más Valioso de la NBA) y otros indicaron que seguirán poniéndose de pie --como exige la NBA-- y expresaron su esperanza de que los jugadores encuentren la forma de manifestarse en conjunto y no individualmente.

"¿Qué si me voy a arrodillar y levantar el puño? No, no lo voy a hacer. No voy a criticar a Colin ni a nadie que lo haga. Y debo admitir que lograron propagar su mensaje", manifestó Draymond Green, compañero de Curry en Golden State. "No creo que sea necesario que proteste durante el himno nacional porque es algo que ya está en marcha. Ya se está hablando de esto. Pero me pregunto si se va a hacer algo al respecto".

Las protestas por la matanza de Keith Lamont Scott en Charlotte se tornaron violentas y la alcaldesa Jennifer Roberts impuso un toque de queda. El jugador del Miami Heat Hassan Whiteside, que es de Charlotte, dice que se siente muy perturbado.

"Hay que entender lo que está pasando", sostuvo en declaraciones a la AP. "No hay una sola fórmula para resolver el problema. Es algo que sucede desde hace rato y la gente está cansada de todo esto".

Jeremy Lin, de Brooklyn, dice sentirse complacido de que la gente está más consciente acerca de un problema que fue ignorado por mucho tiempo, pero le preocupan algunas de las reacciones acaloradas que se han registrado.

"Por lo que he hablado con la gente, me parece que hay mucha tensión y hostilidad y eso no ayuda", manifestó. "Solo va a generar más violencia".