ap - multimedios digital
18 de abril de 2015 / 05:15 p.m.

Por segunda vez en tres años, Novak Djokovic eliminó a Rafael Nadal del Masters de Montecarlo al superarlo el sábado 6-3, 6-3 en su duelo por las semifinales.

El serbio, que suma 16 triunfos al hilo, enfrentará el domingo a Tomas Berdych, quien despachó 6-1, 6-4 a Gael Monfils en la otra semifinal.

Djokovic ha perdido apenas dos partidos este año y se encamina al Abierto de Francia con la esperanza de sumar el único torneo de Grand Slam que falta en su colección.

"Es difícil decirlo ahora mismo, una victoria no cambia todo lo que él ha logrado en esta superficie, que es mucho más que yo", expresó Djokovic después de su triunfo en la cancha de arcilla del Country Club. "Todavía no creo que yo sea un mejor jugador que él en polvo de ladrillo. Pero obviamente estoy haciendo lo mejor posible por ganar todos los partidos que juego, no sólo contra él, sino contra cualquiera en cualquier superficie. Esa es la mentalidad que tengo".

Nadal ganó ocho títulos consecutivos de Montecarlo hasta que cayó en 2013 ante Djokovic.

En un duelo más luchado de lo que reflejó el marcador final, Djokovic y Nadal intercambiaron algunos golpes extraordinarios, y el español ofreció algunos destellos de su maestría en arcilla.

Sin embargo, Nadal no pudo mantener ese nivel durante todo el partido y finalmente sucumbió ante la primera raqueta del mundo. Djokovic busca su cuarto título consecutivo de un torneo de serie Masters, luego de coronarse este año en Indian Wells y Miami, y el año pasado en París.

"Creo que jugué bien por ratos", señaló Nadal. "Me canso muy rápido, y cuando te cansas dejas las pelotas cortas. Y así es imposible ganarle. Es fenomenal por la manera en que mueve la pelota por todos lados. Si saca ventaja adentro, estás liquidado".

Este fue el primer enfrentamiento entre Djokovic y Nadal desde la final del Abierto de Francia de 2014, cuando el español conquistó su novena corona en Roland Garros.

Además, fue el 43er duelo entre dos de los mejores tenistas de la historia, y Nadal todavía tiene ventaja de 23-20.

"Ganar a Nadal en sets corridos en esta superficie, su superficie favorita, es un gran logro", señaló Djokovic.

En la final del domingo, Djokovic enfrentará a un oponente que lo venció la última vez que se toparon en arcilla, hace dos años en el Masters de Roma.

"Creo que siempre existe la posibilidad", dijo Berdych. "Sólo tienes que jugar lo mejor posible, entregarte por completo".