TOMAS VÍCTOR LÓPEZ - @TOMASVICTOR10
27 de septiembre de 2016 / 02:55 p.m.

Al ser presentado como head-coach de los Borregos, Carlos Altamirano agradeció a Frank González por haberlo invitado en los 90 a venir a jugar al Tec y por todo lo que aprendió en su carrera como quarterback.

Altamirano admitió que regresar al Tecnológico como entrenador era un anhelo que tenía al comenzar su carrera como coach.

“Del coach Frank no te puedo decir más que cosas buenas…es un gran líder, un gran entrenador, una gran persona, que influyó mucho en mí para hacer las cosas como debían ser, dar todo de mí en el campo, en la escuela”, declaró Carlos.

“No tengo más que agradecerle al coach Frank la oportunidad que me dio de estar aquí como jugador, de haber ido a Chihuahua para invitarme a ser parte de los Borregos que la verdad salí sin pensar lo que iba a hacer y lo que iba a pasar”.

Recordó que en su primera semana en la capital de Nuevo León le llamó a su mamá para confesarle que ya se quería regresar a casa, y ahora ha cumplido el anhelo de estar como coach del Tec.
¿Qué significa esta oportunidad?

“La verdad es como la culminación…donde quería llegar como entrenador, me siento que estoy empezando algo nuevo pero es donde quería estar, donde quería llegar, la meta que me puse desde jugador, desde que empecé a ser entrenador”, confesó Altamirano.

“Desde que dedicarme a esto lo vi como una meta, lo vi como un proyecto de vida, lo platiqué siempre con familia y gracias a Dios se nos dio”.

Reconoció los resultados son los que permiten la continuidad de un proyecto aunque el Rector del Itesm, Víctor Gutiérrez haya hablado de un plan a largo plazo con el nuevo entrenador en jefe.

El coach dijo que quedó en buenos términos con las Águilas de la Universidad de Chihuahua, equipo al que deja con marca de 3-0 en el primer lugar de la Onefa.