AGENCIAS
15 de junio de 2016 / 10:15 a.m.

Oscar Pistorius caminó el miércoles sobre sus muñones en un tribunal sudafricano para reforzar el argumento de su defensa sobre que el atleta, que tiene las dos piernas amputadas por debajo de las rodillas y ha sido condenado por asesinar a su novia Reeva Steenkamp, es un hombre vulnerable que merece clemencia cuando se fije su sentencia.

El abogado defensor Barry Roux pidió a Pistorius que se quitara las prótesis y la exestrella del atletismo caminó inestable ante la juez Thokozile Masipa, que fijará la sentencia tras las sesiones de esta semana. En ocasiones pareció perder el equilibrio, y la demostración provocó gritos ahogados entre el público de la sala.

El excorredor olímpico y paralímpico, que cambió el traje por ropa deportiva para la demostración, volvió después a la banca, donde se sentó solo y con la cabeza gacha.

Pistorius se encontraba alzado sobre sus muñones cuando disparó a Steenkamp a través de la puerta del baño en su casa en 2013. En su juicio por asesinato dijo que se había sentido vulnerable y creyó que había un intruso en la casa. La fiscalía acusa a Pistorius de matar a Steenkamp de forma deliberada tras una discusión.

El fiscal Gerrie Nel habló tras la demostración y contradijo el argumento de la defensa de que Pistorius es un "hombre destruido" por el dolor de haber matado a Steenkamp y el trauma consiguiente cuando el mundo dirigió su atención sobre el caso. Nel se refirió al testimonio prestado el día anterior por Barry Steenkamp, padre de la víctima.

"Si en algún momento quieren hablar de un hombre destruido, vimos a un hombre destruido ahí", dijo sobre Steenkamp.

Pistorius está bajo arresto domiciliario tras pasar encarcelado uno de los cinco años de su condena por homicidio tras balear a Steenkamp. Pero esa condena de homicidio fue revocada el año pasado por una corte de apelaciones, que condenó a Pistorius del delito más grave de asesinato.

Masipa, que en principio absolvió a Pistorius de asesinato, decidirá la nueva sentencia. Estaba previsto que la vista se alargara hasta el viernes de esta semana. Bajo las leyes sudafricanas, la sentencia mínima por homicidio es de 15 años de prisión, aunque un juez puede reducirla bajo algunas circunstancias.

Antes el miércoles, el abogado defensor Roux dijo que había ciertos malentendidos sobre la condena de asesinato de Pistorius y pidió clemencia a Masipa. Roux afirmo que existían "circunstancias considerables y convincentes" que permitirían a la magistrada desviarse del mínimo de 15 años de prisión.

La petición de Roux se produjo tras la declaración de la última testigo de la vista, una prima de Steenkamp que acusó a Pistorius de no dar la "versión real" sobre el tiroteo.

La prima, Kim Martin, también criticó al deportista por no declarar en la vista de sentencia pero sí ofrecer una entrevista a la televisora ITV que se emitirá tras el proceso esta semana.

"Creo que es muy injusto querer contar al mundo tu versión cuando tuviste la ocasión de hacerlo en el tribunal", manifestó Martin ante preguntas del fiscal, Gerrie Nel.

Roux afirmó que el primer malentendido es que la gente cree que Pistorius fue condenado por asesinato por matar de forma deliberada a Steenkamp. El Supremo declaró a Pistorius culpable de asesinato porque tuvo que darse cuenta de que alguien podría morir como resultado de sus acciones y siguió adelante de todos modos. El veredicto no dijo que Pistorius supiera que tras la puerta estaba Steenkamp, y no un intruso, como dijo haber pensado.

El abogado también dijo que quien hizo los cuatro disparos esa noche no fue el "fuerte, ambicioso" Pistorius, campeón paralímpico y corredor olímpico, sino un hombre minusválido en pie sobre sus muñones y que temía por su vida.

Aunque la fiscalía pide una larga condena de prisión para Pistorius, de 29 años, su defensa alegó que se le debe eximir de ir a la cárcel para que haga trabajos para la comunidad con niños.