AGENCIAS
8 de diciembre de 2015 / 10:37 p.m.

Klay Thompson y sus compañeros pasaron los primeros tres periodos del partido jugando de una manera tan impecable como la foja que ostentan. Durante los últimos 12 minutos, se esforzaron por proteger ese récord.

Los Warriors de Golden State mejoraron a una foja de 23-0, gracias a Thompson, quien aportó el martes su mejor cifra de la temporada con 39 puntos, en la victoria por 131-123 sobre los Pacers de Indiana.

"Fue una de esas noches en las que encuentro muchos espacios para disparar. Me sentí muy bien desde que llegué", dijo Thompson. "Sentí que tendría un partido así".

Stephen Curry añadió 29 unidades a la cuenta de Golden State, campeón defensor de la NBA, que ha hilvanado 27 victorias seguidas desde la campaña anterior, con lo que empató la segunda racha más larga en la historia de la NBA, lograda por el Heat de Miami en 2012-13.

Los Lakers de Los Ángeles impusieron el récord en 1971-72, con 33 triunfos consecutivos.

Golden State logró frenar un intento de remontada por parte de los Pacers. Y pese al triunfo, Curry encontró que hay margen de mejora.

"Tenemos que manejar mejor el final de los partidos. Teníamos una ventaja de dos dígitos. Nunca quieres verte en la necesidad de resolver el partido dos o incluso tres veces", explicó, Curry, quien se quedó cerca del "triple doble", al repartir 10 asistencias y capturar siete rebotes. "Quieres hacer que las cosas resulten lo más fáciles que se puedan, sobre todo en una noche como la que tuvimos durante 36 minutos".

Curry atinó tres triples, con lo que empató la marca de la NBA, en poder de Rashard Lewis, de 87 duelos consecutivos como visitante anotando al menos un triple.

Asimismo, los Warriors han ganado 13 duelos al hilo como visitantes en esta temporada, con lo que superaron a los Knicks de 1969-70, que ostentaban la mejor seguidilla de la historia en gira.

Paul George lideró a Indiana con 33 puntos, en tanto que C.J. Miles anotó 24. Los Pacers redujeron una desventaja de 28 puntos en el último cuarto para dejarla en sólo seis en el minuto final.