ÉRIKA MONTOYA
5 de noviembre de 2016 / 11:47 p.m.

El filipino Manny Pacquiao reconquistó el fajín welter de la Organización Mundial de Boxeo la noche del sábado en el Thomas and Mack Center al vencer por decisión unánime a Jessie Vargas, un mexicano más a su lista.

El peleador filipino impuso su fortaleza, velocidad y experiencia sobre las ganas y juventud del mexicoamericano que terminó en su primera exposición su reinado.

Pacman, quien volvió después de un corto retiro de cuatro meses, logró la conquista de la corona par aconvertirse en el primer senador en sumar un logro así, gracias a la velocidad y cantidad de golpes en distintos ángulos que usó durante los 12 rounds que se extendió el duelo. Los jueces premiaron la actuación con puntuaciones de 114-113, 118-109 y 118-109.

"Estoy tan contento con mi actuación quería ganar cada round. Caminar al ring en calidad de retador fue algo que me motivó mucho y soy muy feliz", dijo PacMan Pacquiao quien mejoró su foja a 59-6-2 con 38 nocauts.

Ante más de 16 mil asistentes, Manny Pacquiao recordó los viejos tiempos y con velocidad y potencia amarró las manos del campeón desde el primer episodio provocando desesperación de Vargas.

A los cinco minutos, tras un volado de derecha que entró de lleno la respuesta del filipino agarró frió a Vargas y lo mandó a sentar al centro de la lona sin entender en que momento ese recto conecto en la punta de su nariz.

"Pelearle a Pacquiao es como jugar ajedrez. Tienes que estar alerta en todos los tiempos. Fue muy rápido y difícil de controlar", dijo el mexicoamericano que sumó el segundo descalabro a su carrara.

A pesar de que Pacquiao no pudo finquitar las acciones en el segundo round, el filipino siguió trabajando para dominar la mayor parte del duelo provocando desesperación en Vargas, quien a pesar de potentes derechas al rostro no pudo hacer que el oriental retrocediera.

Para el octavo round el cansancio hizo mella y Vargas ya no pudo mantener el paso, una respuesta tras embates del campeón dejó como saldo un profundo corte en la ceja izquierda del pupilo de Dewey Coooper.

Con esta victoria Pacquiao reconquistó la corona que perdió en el 2015 a manos de Floyd Maywetaher.

Mayweather se hizo presente

El multicampeón Floyd Mayweather fue visto la noche del sábado en ringside de Champ vs. Leyend, la pelea donde Manny Pacquiao recobró la corona welter de la Organización Mundial de Boxeo al dar cuenta de Jessie Vargas.

"Yo llamé a Floyd para que fuera mi invitado de honor en esta pelea... Si le pelearé, aún no lo sé", reconoció el filipino.

Mayeather se dejó ver por primera vez en una pelea de Pacquiao, causando sonoros abucheos de los asistentes, a días de que asegurara que su regreso al boxeo está latente y por eso se mantiene entrenando.