AP - @MMDEPORTESMX
18 de julio de 2016 / 10:12 a.m.

Edwin Jackson no toleró hit de San Francisco sino hasta que Conor Gillaspie sacudió un jonrón de tres carreras con un out en el séptimo inning, y los Padres de San Diego se impusieron el domingo 5-3 a los Gigantes de San Francisco, para endilgar su primera barrida en la campaña.

Jackson, quien cumplió su primera apertura desde 2014, se combinó con tres relevistas para cumplir una faena de dos imparables ante San Francisco, que pese a la barrida sigue ostentando la mejor foja de las Grandes Ligas (57-36).

San Diego es todavía el único club de las mayores que no ha logrado un juego sin hit. Ha disputado 7.582 encuentros sin conseguir la hazaña desde su fundación en 1969.

Después de ponchar a Brandon Crawford en el comienzo del séptimo capítulo, Jackson no pudo controlar un rodado del venezolano Gregor Blanco, para un error. Luego, regaló el boleto al mexicano Ramiro Peña.

Acto seguido, vino el jonrón de Gillaspie, que recortó la delantera de los Padres a 4-3.

Jackson (1-1) fue retirado inmediatamente después. Obsequió cinco bases por bolas y recetó cuatro ponches.

En 2010, lanzó un juego sin hit por Arizona.

El dominicano Johnny Cueto (13-2), abridor del Juego de Estrellas, sufrió su primera derrota desde el 21 de abril. Había conseguido tres triunfos consecutivos con juego completo ante los Padres en esta campaña.