josé manuel villalva - @elpepesports
3 de enero de 2016 / 10:48 a.m.

La intensidad de la rivalidad entre los Pistons y Pacers en la NBA recobró vida el sábado por la noche.

Al final de la victoria de Indiana ante Detroit 92-84, Paul George y Marcus Morris estaban cara  a cara que concluyó con Morris dando un empujón a George.

Rápidamente el resto de los jugadores se metieron para evitar que se llegara a más la confrontación. 

No fue nada como el incidente de Ron Artest hace una década entre ambas escuadras pero recobra vida dicha rivalidad.