JOSÉ MANUEL VILLAVA- FACEBOOK: ELPEPESPORTS
6 de abril de 2017 / 05:56 p.m.

Yadier Molina es uno de los mejores receptores en las Grandes Ligas, pero en el juego del jueves de los Cardenales de St. Louis ante los Cachorros de Chicago sucedió algo de lo más extraño que ha sucedido en un juego de pelota.

En un lanzamiento descontrolado de Brett Cecil en la séptima entrada, la pelota botó en el terreno de juego y luego se le quedó pegada a Molina en el protector del pecho.

¿Qué explicación tienen para que se le haya quedado pegada a Molina la pelota en su protector de pecho? ¿La pelota o el protector tenían alguna substancia misteriosa? ¿O la mano de Cecil? ¿O fue simplemente una acción extraordinaria?