TOMÁS LÓPEZ
8 de noviembre de 2016 / 08:32 p.m.

Luego de ganar 72-0 a Pumas Acatlán en temporada regular, Antonio Zamora rechazó que los Auténticos Tigres tengan un partido cómodo en el juego de cuartos de final del próximo viernes en el Estadio Gaspar Mass.

El coach en jefe del equipo de la UANL señaló que trabajan para evitar salir con excesos de confianza al terreno de juego.

“Es un equipo aguerrido, un equipo con un nivel que lo ha subido en las últimas semanas, que si bien la última vez que vino al Gaspar Mass cometió muchos errores y nosotros como equipo lo supimos aprovechar”, declaró Zamora.

“Esperamos un partido muy diferente, un juego complicado que nos estanos preparando al 100 por ciento para buscar ganarlo”.

¿Pueden caer en excesos de confianza?
“Puede ser, la verdad es que estamos trabajando en eso, que los chavos entiendan que es otra temporada, que ellos también traen su objetivo claro que es venir a ganarnos, que podemos caer en ese problema si no estamos enfocados 100 por ciento”, reiteró “El Jefe”.

“Entonces hemos hablado mucho con los chavos, hemos tratado de mantenerlos concentrados en el tema y esperemos que las cosas vayan por buen camino”.

En el juego de temporada la defensiva de los Tigres colaboró con cinco anotaciones, además que el ataque de Acatlán nunca pasó de su yarda 40.

El coach de Tigres dijo respetar los comentarios de la prensa y las versiones en redes sociales pero descartó que su primer juego de finales como entrenador en jefe sea simplemente un “scrimmage”.
Señaló que a final de cuentas serán 11 contra 11 en el campo en una etapa donde lo realizado en la campaña ya queda a un lado.