CORTESÍA: FUNDIDORES
12 de marzo de 2017 / 07:56 p.m.

Por primera vez en la temporada, Fundidores salió del norte del país y visitó el centro de México para enfrentar a Condors. El duelo en el estadio Jesús ‘Palillo’ Martínez tenía el atractivo de ser un partido en el cual ambas escuadras necesitaban de la victoria para mantener vivas sus aspiraciones de postemporada, pero solamente un equipo lo logró.

El partido fue muy complicado para Fundidores ya que perdió por lesión a jugadores clave, como el corredor Adrián Flores, quien terminó con el brazo derecho inmovilizado luego de un acarreo.

Además, prácticamente toda la línea ofensiva salió lesionada, lo que obligó al staff del Coach Polo Treviño a improvisar y se notó al momento de que el QB regio no era bien protegido.

Roberto Vega acabó el encuentro muy golpeado y molesto por la actuación del equipo. Sumó 6 capturas y dos intercepciones.

Este es el tercer juego en fila de Fundidores que termina decidiéndose en los últimos segundos y por menos de 3 puntos de diferencia en el marcador. Los de Monterrey regresarán a casa con récord de 1-3.

En el inicio del juego, Fundidores tuvo su primera ofensiva comandada por el mariscal de campo número 12, Roberto Vega. El equipo fue incapaz de abrir la defensiva aurinegra y terminó por ceder el ovoide rápidamente.

Después, era el turno de Salvador Castañeda para tratar de llegar a la zona prometida, sin embargo, sus esfuerzos fueron solventados correctamente por los de Monterrey.

El primer cuarto del encuentro terminó con mucha polémica. Los referees cambiaron una serie de decisiones que pudieron significar puntos para Condors y con ello finalizó 0-0. Ambas escuadras trataron de ingresar a la zona de anotación, pero las defensivas demostraron un gran nivel para evitarlo.

Para el segundo cuarto, Roberto Vega encontró en el ataque terrestre la solución a sus problemas. Fundidores movió las cadenas con sus corredores y además acaparó el tiempo antes de concluir la primera mitad. A tres minutos de cerrar el segundo episodio, Vega encontró a Rolando Medina (#6) en las diagonales para el touchdown, pero fallaron el punto extra y se fueron únicamente con seis puntos de la serie.

Sin embargo, el equipo dirigido por el coach Enrique Zapata no iba a permitir la derrota en casa y con menos de tres minutos en el reloj, buscaron hacerle daño a la defensa regia. Castañeda recibió presión en la bolsa de protección, pero consiguió mover las cadenas mediante sus avances por tierra.

Con cero segundos por jugar, lanzó un pase de más de 20 yardas a Ulises Tovar para irse al medio tiempo con ventaja de 7-6.

De cara a la segunda parte del encuentro, las​ ofensivas no modificaron mucho y fueron incapaces de anotar. Fundidores cambio su esquema y dejó de correr el balón, método por el cual le hicieron daño a Condors en el inicio. Por su parte, los locales cambiaron de mariscal de campo; entró Arturo Sánchez por Salvador Castañeda para comandar el ataque.

En el cuarto episodio los de casa consiguieron irse arriba en el marcador gracias al acarreo de José Antonio Vázquez.

Para el cierre del partido, Fundidores se acercó en el marcador con un acarreo de una yarda por parte de Manuel Alanís.

Sin embargo, al momento de intentar la conversión de dos puntos, fallaron y se quedaron lejos de empatar el encuentro.