CORTESÍA LA AFICIÓN
13 de julio de 2016 / 04:58 p.m.

Julián López "El Juli" respondió a los violentos mensajes antitaurinos que se desplegaron tras la muerte de Víctor Barrio, torero español de 29 años edad, quien sufrió una cornada en el pecho este sábado durante una faena en la plaza de Teurel.

"¡Basta ya! Las autoridades de este país tienen que hacer algo. Esto es una discriminación social y un atentado a nuestra profesión y a nuestra persona. Esto es inhumano. Respeto a todo aquel que no le gusten los toros y respeto la libertad de expresión, pero este tipo de comentarios son inaceptables en la sociedad que vivimos y tienen que tener castigo. ¿Qué persona puede hablar así de la muerte de un ser humano?

El torero madrileño se dirige a un presunto profesor de Valencia, Vicent Belenguer, quien en Facebook así se refirió sobre la muerte de Barrio: 

"Yo que soy un ciudadano muy "educado" hasta el punto de ser maestro, me alegro mucho de su muerte, lo único que lamento es que de la misma cornada no hayan muerto los hijos de puta que lo engendraron y toda su parentela. Esto que digo lo ratifico en cualquier lugar o juicio

Hoy es un día alegre para la humanidad. Bailaremos sobre tu tumba y nos mearemos en las coronas de flores que te pongan, cabrón", escribió Belenguer.

"El Juli" criticó duramente el mensaje del supuesto docente.
"Respetar el luto por un hombre que ha dado su vida por una profesión, el mismo que ha respetado cualquier otra profesión aunque no le gustara. El dolor de una familia hay que respetarlo como seres humanos.

Y tú, 'Maestro de la Conselleria d'Educació de Valencia' eres un asesino, un monstruo, un inhumano e indigno de que ninguna persona se siente frente a ti. No tienes nada qué enseñar a nadie y me da pena de las familias que tengan a sus hijos en tus manos. Eres un ser vomitivo e indigno. Y como él, otros ejemplos. ¿Quién protege de esto a una mujer que ha perdido a su marido? ¿Dónde está la justicia de este país?

Ante esta situación, la Fundación del Toro de Lidia en España emprendió acciones legales para denunciar estas ofensas.

La esposa del matador, Raquel Sanz, delegó en el equipo jurídico de la citada fundación la apertura de este proceso que, en algún momento, exigiría su firma o la de otro familiar directo, a lo que también estarían dispuestos, según fuentes próximas a la familia del segoviano.

La Fundación del Toro de Lidia señaló que plantearía al Gobierno una reforma legal para salvaguardar la dignidad y el honor de los profesionales taurinos, tras estos ataques vertidos en las redes.

Intentarán aclarar si en alguna de esas afirmaciones ofensivas existe delito contra el honor del torero o su familia. "Desde la fundación se va a hacer todo lo que, en derecho, sea posible para que estas reacciones injuriosas y calumniosas no queden impunes", afirmaron.