josé manuel villalva - multimedios digital
9 de agosto de 2015 / 09:46 p.m.

Ha terminado el ayuno a la NFL y eso quiere decir que ya empezaron los trancazos.

No pasó ni un cuarto para tener el primer golpe memorable del 2015.

El quarterback de los Vikingos Teddy Bridgewater completó un pase al receptor Jarius Wright y el linebacker de Pittsburgh lo destruyó antes de que pudiera llegar al primer y diez.

El mariscal de campo suplente de Minnesota, Mike Kafka, lanzó un pase de touchdown y el corredor Joe Banyard corrió para otra anotación. Los Vikingos terminaron ganando el partido 14-3.

Ni Ben Roethlisberger de los Acereros o Adrian Peterson de los Vikingos jugaron en este primer partido de cinco en pretemporada para estas escuadras.