TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ | @TOMASVICTOR10
12 de enero de 2017 / 10:36 a.m.

Aunque hay un grupo de siete equipos inconforme con los acuerdos, la Liga Mexicana de Beisbol limitó a tres el número de peloteros mexico-americanos por equipo para la siguiente temporada.

Tras la postura de cada grupo, no se descartó la posibilidad de que se formen dos ligas profesionales de verano.

La asamblea que duró casi seis horas tuvo como punto álgido de la agenda el tema de los “pochos”, que el año anterior fue ilimitado.

Al comenzar la reunión, el presidente de la liga Plinio Escalante abandonó la reunión luego de que se había pedido su destitución. El grupo de equipos en desacuerdo destacaron que sin Escalante las resoluciones anunciadas son inválidas.

Constituido como presidente del consejo de administración, José Maiz García dirigió los trabajos, donde se decidió además jugar con dos novatos y un máximo de seis extranjeros por club.

Las franquicias de Diablos, Oaxaca, Sultanes, Saltillo, Campeche, Tabasco, Durango y Tigres tomaron las riendas de la junta y votaron a favor de las propuestas.

Encabezados por Alberto Uribe, de Tijuana, los equipos de Puebla, Monclova, Laguna, Yucatán, Veracruz y Aguascalientes pugnaban porque no hubiera límite para jugadores mexicanos nacidos en los Estados Unidos.

El equipo de León, ex Reynosa, no fue aceptado en la liga al no reunir la documentación solicitada, por lo que se contempla jugar con 15 equipos.

“Esta asamblea no tiene validez, iremos a los juzgados y hasta las últimas consecuencias", amenazó José Antonio Mansur, presidente del Águila de Veracruz.

El propietario de los Pericos de Puebla y de los Acereros de Monclova, Gerardo Benavides, declinó hablar sobre la posibilidad de tomar acciones legales.

Cuestionado sobre la posibilidad de que se tomen medidas legales en contra y se arme una segunda liga de verano, Pepe Maiz dijo que los peloteros sabrán si toman el riesgo de participar en un circuito que no esté reconocida por el beisbol organizado.
“Que se venga la guerra, no hay problema, estamos preparados para la guerra”, declaró Maiz García.
Inicialmente se había anunciado un acuerdo de un máximo de nueve méxico-americanos por equipo, pero el grupo inconforme pedía que no hubiera límite.
La siguiente asamblea de la liga se programó para el 17 de febrero, donde se definirán los equipos que participen en la siguiente temporada.
EL GRUPO DE LOS 8
Diablos
Oaxaca
Tigres
Sultanes
Saltillo
Campeche
Tabasco
Durango

LOS INCONFORMES
Tijuana
Puebla
Monclova
Laguna
Yucatán
Veracruz
Aguascalientes



LOS ACUERDOS
La temporada 2017 se jugará con:
6 Extranjeros
3 México americanos
2 Novatos
15 Equipos
No se aceptó la participación de León (ex Reynosa) al no reunir la documentación solicitada.