AP
25 de mayo de 2015 / 11:11 p.m.

Los Bears de Chicago despidieron al jugador defensivo Ray McDonald, quien fue acusado de violencia doméstica en California tras golpear a una mujer que cargaba a un bebé.

El teniente de la policía de Santa Clara, Kurt Clarke, dijo que McDonald fue detenido a las 7 de la mañana del lunes por sospechas de violencia doméstica y poner en peligro a un menor de edad.

Se desconocía de inmediato si la mujer o el niño sufrieron lesiones.

El gerente de los Bears, Ryan Pace, dio a conocer un comunicado en el que informa que McDonald no cumplió con las expectativas que pusieron en él y por eso se le dejó en libertad.

Chicago firmó a McDonald con un contrato por un año a finales de marzo con conocimiento del riesgo ya que tiene antecedentes de problemas con la justicia.

El presidente del club, George McCaskey, reconoció que le pidió al gerente general no buscarlo, sin embargo, tras una reunión con el jugador a quien describió como alguien "muy cándido, muy honesto" se llevó una buena impresión.

En diciembre los 49ers dieron de baja a McDonald por un historial de "malas decisiones".

Su despido ocurrió un mes después de que el fiscal de distrito de Santa Clara anunciara que desechaba su queja contra McDonald, de 30 años, por un cargo separado de violencia doméstica ocurrido el 31 de agosto.

Fiscales señalaron que había versiones encontradas de lo sucedido ya que no había testigos confiables y la presunta víctima, la prometida de McDonald, se negaba a cooperar, por lo que no formularon cargos.

No obstante, los problemas continuaron. En marzo el jugador presentó una denuncia por difamación contra una mujer que lo acusaba de violación.

McDonald dijo que imágenes de una cámara de seguridad mostrarían que tuvo relaciones por consenso con la mujer en una tina de baño.

La policía dijo que la mujer no recuerda que tuviera relación con el jugador e informó que perdió el conocimiento tras beber alcohol y caerse en casa de McDonald.

En ocho campañas con los 49ers McDonald logró 19,5 sacks.