AP - @MMDEPORTESMX
29 de noviembre de 2016 / 12:27 p.m.

Representantes de los jugadores de béisbol y los clubes se reúnen esta semana en Irving, Texas, en un intento de alcanzar un acuerdo para el contrato colectivo que reemplazará el pacto de cinco años que expira el jueves.

Tras ochos paralizaciones entre 1972 y 1995, las Grandes Ligas llevan 21 años de paz laboral.

Estos son algunos de los principales temas en la agenda:

DRAFT AMATEUR INTERNACIONAL

El comisionado Rob Manfred sostiene que los controles en vigor que rigen el mercado de peloteros extranjeros no son eficaces, y es partidario de un draft internacional que cubriría a residentes fuera de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. Pero la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas se resiste a la idea.

COMPENSACIÓN DE AGENTES LIBRES

¿Cómo compensar a los equipos tras perder a un agente libre? Este es un asunto que siempre ha estado sobre el tapete desde el inicio de la era de la agencia libre en 1976.

La clasificación de agentes libres Tipo A y Tipo B que se estableció en el acuerdo que levantó una huelga en 1981 fue descartada con el actual pacto, que entró en vigencia con la temporada 2012-13, dando paso a las ofertas calificadas. Un equipo recibe una selección en el draft si un jugador firma como agente libre con otro club tras rechazar un contrato de un año por el salario promedio entre los 125 peloteros mejor pagados (17,2 millones de dólares este año) y el equipo que lo ficha pierde una selección en su primer turno. Cinco de los 64 agentes libres que recibieron ofertas calificadas las aceptaron bajo el actual acuerdo. Algunos agentes libres de menor jerarquía que recibieron ofertas se han quejado que su atractivo en el mercado se redujo debido a que los equipos no quieren ceder selecciones altas en el draft.

EL ACTUAL DRAFT AMATEUR

Los equipos se gastaron 234 millones en el draft de 2011 para jugadores de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. El monto declinó a 209 millones en el primer año con controles, pero subió a los 220 millones al año siguiente y así sucesivamente: 224 millones en 2014, 249 millones en 2015 y 268 millones este año.

Las partes negocian los montos asignados para determinar los presupuestos para firmas y las sanciones que se aplican por excederse en firmas. Algunas voces advierten que los montos para la primera ronda estimularían a un equipo a tirar la toalla en las últimas semanas de la temporada regular con el fin de recibir turnos altos y disponer de un mayor presupuesto.

IMPUESTO DE LUJO

Uno de los últimos temas en la mesa será el impuesto de lujo. El tope ha sido los 189 millones de dólares en los últimos tres años, y por los últimas cuatros año, el impuesto que se cobra ha sido de 17,5 por ciento por la primera vez que se excede a esa cifra, aumentando a 30 por ciento por una segunda vez seguida, 40 por ciento por la tercera y 50 por ciento o subsecuente.

Se perfila un aumento a los 200 millones o más, lo que permitiría un mayor gasto por parte de los clubes que más generan ingresos que ahora misma están al borde del límite o lo han rebasado. El sindicato y algunos equipos quieren que se arranque de cero en 2017.

COMPOSICIÓN DEL ROSTER

Las partes tantean aumentar los rosters, de 25 a 26, entre el primer día de la campaña regular y el 31 de agosto. Para tratar de mantener los rosters de fin de campaña lo más cerca posible a los empleadores durante la mayor parte de la temporada, el límite se reducirá de 40 a 28 o 29 entre el 1 de septiembre hasta el final de la fase regular.

ACUERDOS SOBRE DOPAJE Y VIOLENCIA DOMÉSTICA

La parte patronal propuso cambios para una reglamentación más estricta tanto para el acuerdo antidopaje de 2014 y el de violencia doméstica de 2015.

CALENDARIO

Ante la inquietud sobre el desgaste físico de los jugadores, las partes analizaron alargar la campaña, de 183 días a 187. Es poco probable que ello se concrete, pero lo más seguro es que se restringirá pautar partidos nocturnos antes de un viaje para un gira fuera de casa.

AGILIZAR LOS JUEGOS

Grandes Ligas se entusiasma con la idea de usar relojes para los lanzadores, y que se han empleado en Triple-A y Double-A en las últimas dos temporadas, y restringir las visitas al montículo. Los jugadores suelen resistirse a un cambio a lo que consideran es el ritmo natural de un juego.

SALARIO MÍNIMO

Se anticipa un aumento al salario mínimo. El mismo fue de 507.500 dólares en las mayores la pasada temporada, y de 82.700 para uno de ligas menores en el roster de 40 por al menos una segunda campaña y de 41.400 para la primera.

REPARTICIÓN DE GANANCIAS

Las partes se han planteado cambios en cuanto a la repartición de ingresos, incluyendo una inhabilitación que hubiera impedido a los dos equipos de Nueva York, Los Ángeles y Chicago poder recibir del dinero compartido en 2016, junto a Atlanta, Boston, Filadelfia, Houston, San Francisco, Texas, Toronto y Washington.