AP - @MMDEPORTESMX
7 de marzo de 2016 / 07:25 p.m.

Al final, Robert Griffin III fue sólo otro nombre en una lista, la de cuatro jugadores dados de baja el lunes por los Redskins de Washington a fin de abrir espacio en su nómina para alejarse del tope salarial.

La medida, esperada desde hace tiempo, pone fin a una historia de ascenso repentino y caída estrepitosa por parte del quarterback. Los Redskins cedieron una serie de selecciones colegiales a fin de adquirir a RG3. Ahora, el equipo no recibe nada a cambio de perder al jugador.

La decisión retira de la nómina el contrato de Griffin, quien iba a devengar unos 16 millones de dólares este año. La medida se tomó antes del miércoles, cuando comienza el nuevo año de la liga y es posible contratar a agentes libres.

Cierra además el libro sobre la conflictiva estadía de RG3 en Washington. Llegó como ganador del Trofeo Heisman y como la segunda selección colegial general en el draft de 2012. Washington se hizo de esa posibilidad de reclutamiento de parte de los Rams, a cambio de tres selecciones de la primera ronda más una de la segunda.

De inmediato, el mariscal de campo se convirtió en un astro. Se marcha tras pasar toda la campaña anterior en el banquillo. Durante la temporada jamás se le dio la posibilidad de capturar siquiera un centro durante un partido.

Como agente libre, puede firmar con el equipo que le plazca.

"Aunque mi tiempo acá ha terminado, me emociona lo que pueda deparar el futuro", afirmó RG3 en la red social Instagram. "Estoy ansioso por encontrar el equipo donde Dios quiera que yo esté, y por crecer con ese equipo hasta llegar al campeonato".

Los Redskins, campeones de la División Este de la conferencia Nacional, dieron da baja también a los safeties Dashon Goldson y Jeron Johnson, así como al defensive end Jason Hatcher, como parte de un día muy ocupado que eliminó casi 30 millones de la nómina y que colocó al equipo por debajo del tope salarial.