TOMAS LÓPEZ
9 de noviembre de 2017 / 03:52 p.m.

Los Diablos Rojos del México jugarán en la Zona Sur en la siguiente temporada que constará de 16 equipos al permanecer en la competencia los Generales de Durango, informó la Liga Mexicana de Beisbol.

Con el México Rojo en la división Sur quedará latente la posibilidad de que puedan regresar las históricas series finales entre los dos equipos de mayor tradición en la liga: Diablos y Sultanes.

“Los Diablos Rojos del México jugarán en la Zona Sur para la temporada 2018 al tiempo que se determinó que los dos campeonatos programados para el siguiente calendario se llevarán a cabo con 16 equipos por lo que Generales de Durango sí actuará”, señala el comunicado.

Sultanes y Diablos protagonizaron la gran final de la Liga en 1991, 1994, 1995 y 1996, con un saldo de tres títulos conquistados por el Monterrey.

El México Rojo terminó la temporada anterior con récord por encima de los .500 de porcentaje, con 57 ganados y 52 perdidos pero quedó fuera de los play-off al ubicarse en sexto lugar de la Zona Norte.

Con esa marca, el equipo escarlata hubiera avanzado a las finales la campaña anterior en el segundo lugar del Sur.

El club capitalino mantendrá la postura de jugar sólo con peloteros nacidos en México, mientras la liga reiteró la medida de un número ilimitado de peloteros con doble nacionalidad.

En otros temas de la Liga Mexicana, además de la base intencional automática, se tomarán medidas para dar mayor celeridad de los juegos como colocar cronómetros gigantes en los parques para contabilizar los dos minutos entre entrada y entrada.

También se presentó el protocolo de inicio de juegos para conseguir una puntualidad en el play-ball de cada partido.

Se presentaron los primeros avances de la Comisión de Controversias que entrará en ejercicio la siguiente temporada.
Luis Alberto Ramírez será el director de umpires del circuito.