TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ 
25 de enero de 2016 / 09:27 p.m.

Luego de estar ausente el año pasado, el quarterback, Max Villarreal, regresó al campo de entrenamiento de los Auténticos Tigres.

El mariscal de campo brilló en la temporada del 2014 pero la campaña anterior decidió “parar” por motivos personales luego de estar en la foto oficial del equipo.

El coach de los Tigres, Antonio Zamora, dijo que serán bienvenidos los elementos que estuvieron ausentes como Villarreal, Joaquín “Borrado” González y Alonso Carrete, siempre que cumplan con los estándares académicos y deportivos.

“Las puertas están abiertas para todos los jugadores, no estábamos inmiscuidos al 100 por ciento en el equipo de Liga Mayor el año pasado entonces desconozco la razón por la que se fueron”, expuso Zamora.

“Como le dije a los chavos no me interesa lo que haya pasado fuera del campo o dentro del campo en otros años, lo que me interesa es que si cumples académica y deportivamente con el perfil del jugador de Tigres, las puertas están abiertas”.

Indicó que el principal requisito es que sean estudiantes universitarios, antes de preparar buenos atletas.

Agregó que “El Borrado” González ya se acercó a preguntar por la posibilidad de regresar una vez que se regularice su situación escolar.

González, extraordinario corredor, quedó fuera en el 2015 por cuestiones familiares, y Carrete, receptor saltillense, tuvo problemas con la rehabilitación en una rodilla.