ap - multimedios digital
3 de julio de 2015 / 12:06 p.m.

José Fernández volvió al montículo. Su calidad demoró un poco más, pero también reapareció, incluso con el madero.

El cubano se repuso de un inicio incierto en su primer juego tras la cirugía de Tommy John para lanzar seis entradas y conectar un cuadrangular, en el duelo que los Marlins de Miami ganaron el jueves 5-4 a los Gigantes de San Francisco.

Los primeros dos bateadores que Fernández enfrentó terminaron anotando, y al final de la primera entrada, el cubano se gritó a sí mismo mientras se alejaba del montículo.

Pero los Marlins vinieron de atrás y completaron la barrida en la serie de tres partidos.

Luego de la turbulencia inicial, Fernández encontró la forma que lo convirtió en el Novato del Año de la Liga Nacional en 2013. Permitió tres carreras en seis entradas de labor, en su primer juego desde el 9 de mayo de 2014.

"Me habría encantado lanzar un poco mejor", comentó. "Pero es emocionante haber resuelto el primer juego y haber conseguido la victoria".

Conectó el segundo jonrón de su carrera en la apertura del quinto acto, y ayudó a que Miami borrara una desventaja de 3-1.

"Antes que nada, él considera que es un buen bateador", destacó el manager Dan Jennings.

Matt Cain, quien también realizaba su primera apertura del año, cargó con el revés al admitir cinco anotaciones en cinco innings de trabajo.