TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ
21 de enero de 2016 / 07:57 p.m.

A punto de comenzar los trabajos del nuevo museo del beisbol, los encargados del Recinto de los Inmortales reubicarán y multiplicarán 30 pequeños árboles localizados en el área destinada para la obra, informó Eduardo Flores.

El director de desarrollo arquitectónico del Parque Fundidora dijo que ya se han realizado los trámites para los permisos requeridos.

“Está a punto de arrancar, están en el proceso normal de sacar el permiso de la construcción y están en el proceso de hacer los trabajos preliminares, que es hacer los sondeos del suelo”, explicó Flores.

“Además está hacer un trasplante de arbolitos pequeños que están en un camellón central al estacionamiento, son 30 árboles que serán removidos con los procedimientos y el tiempo adecuado”.

Agregó que la Constructora Maiz Mier se comprometió con el Parque a reponerlos tres por uno, es decir que además de los 30 árboles reubicados habrá otros 90 adicionales a sembrarse en diferentes sitios.

El presidente de los Sultanes, José Maiz García, había adelantado que los trabajos comenzarían la segunda quincena de enero.
Eduardo Flores destacó que el nuevo museo incrementará la oferta educativa, social, cultural y de entrenamiento que el parque brinda a la comunidad.

Además permitirá atraer nuevos aficionados al beisbol, que sido un deporte arraigado desde años en Nuevo León.