TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ - @TOMASVICTOR10
19 de abril de 2016 / 08:58 p.m.

En un hecho sin precedente en la historia de los Sultanes, Chris Roberson es el primer pelotero no nacido en México que participa como naturalizado en el equipo del Monterrey.

El jardinero central y primer bate puede ser considerado incluso para participar con la selección nacional en el Clásico Mundial programado para el próximo año.

En su sexta temporada en Sultanes, el pelotero agradeció el apoyo de la directiva del equipo regiomontano para realizar el trámite para adoptar la nacionalidad mexicana.

“Me siento bien, ya tengo bastantes años aquí en México y ahorita ya soy mexicano… estoy muy agradecido con el equipo, especialmente con el señor Pepe Maiz por el apoyo para realizar el movimiento y por el apoyo que han tenido para un jugador como yo”, declaró el beisbolista.

“Ahorita mis últimos seis años he estado en esta liga, ahorita conozco todo México, antes sólo una parte porque jugaba en el Pacífico nada más”.

¿Le gustaría jugar por México en el Clásico Mundial?
“Eso sólo depende de los directivos y también del manager si él quiere y si ellos aprueban sería como un gran triunfo para mí poder jugar”.

Roberson lleva 10 años jugando en la pelota profesional del invierno. Llegó en el 2006 a los Naranjeros para ser parte del equipo de la capital de Sonora que conquistó el campeonato dirigidos por Lorenzo Bundy.

Luego de cinco años en Hermosillo, lleva las últimas cinco temporadas con los Águila de Mexicali, donde también ha ocupado la posición de 1-2 en el line-up junto a Walter Ibarra.
Al comenzar este año fue refuerzo de los Venados de Mazatlán que lograron el título en la Serie del Caribe, disputada en República Dominicana.

POR REGLAMENTO
El presidente adjunto de los Sultanes, Roberto Magdaleno, informó que este año se aprobó formalmente en la Liga Mexicana la participación de jugadores naturalizados sin ocupar plaza de extranjeros.

Magdaleno dijo que se abrió el número de plazas de jugadores méxico-norteamericanos hasta tres, cuando en el 2015 fue de sólo uno, además de los seis extranjeros por equipo.

“Nunca había existido la regla de los naturalizados, anteriormente estaba el acuerdo que se aceptaba un méxico-americano y de hecho el año pasado se naturalizó Juan Antonio Peña con el equipo de los Acereros”, expuso Magdaleno.

“Entonces este año ya se abrió esta situación de que al adquirir la naturalización entonces ya pueden jugar como mexicanos”.