AP - @MMDEPORTESMX
15 de mayo de 2017 / 07:09 p.m.

Luego de pasar unos cuantos días entrenándose en pistas de arcilla en Suiza, Roger Federer tomó una determinación sobre su calendario de torneos para el resto de la temporada: no disputará el Abierto de Francia y se concentrará en Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos.

“Fue una decisión muy difícil de tomar, ya que le fascina jugar en el Abierto de Francia, competir en los grandes torneos”, comentó Severin Luthi, el entrenador de Federer, en una entrevista teléfonica con The Associated Press el lunes. “Pero es la decisión más acertada. Es una inversión para su carrera — por este temporada y las siguientes”.

Federer, de 35 años, publicó un mensaje titulado "Roger se salta Roland Garros" en su página de internet el lunes.

"He venido trabajando realmente duro, tanto dentro como fuera de la cancha, durante el último mes", escribió Federer, "pero a fin de tratar de jugar en el Tour Mundial de la ATP por muchos años más, considero que es mejor saltarme la temporada de cancha de arcilla este año".

Se trata del segundo año seguido que Federer decide no participar en el segundo Grand Slam de la temporada, y que arranca el París el 28 de mayo. Federer ganó el título de este torneo de superficie de arcilla en 2009 para completar un Grand Slam.

Su ausencia de hace un año, debido a los problemas de espalda y rodillas que lo mermaron en 2016, puso fin a una racha record de 65 participaciones consecutivas en torneos Grand Slam _todos los organizados desde el inicio de 2000.

Ahora, sin embargo, el campeón de 18 grandes se siente en excelentes condiciones.

Y quiere asegurarse de seguir así.

“Estamos en una muy buena situación. Se encuentra (en su mejor forma física) de los últimos cinco años. Pudimos tomar la decisión pensando en su fortaleza”, dijo Luthi sobre bajarse del Abierto de Francia.

Federer no ha competido en un torneo desde el 2 de abril, cuando ganó su tercer título de 2017, en el Abierto de Miami. Ese triunfo mejoró su record de este año a 19-1 —todo sobre cancha dura. Es su mejor inicio en más de una década. En ese entonces, declaró que se tomaría una pausa en la gira y no se comprometió a estar de regreso a tiempo para Roland Garros.

La arcilla tiende a ser la superficie que más exige físicamente a los jugadores, pues requiere de muchos movimientos complicados y deslices, así como jugadas largas y laboriosas.

"El inicio del año ha sido mágico para mí, pero debo reconocer que programar un calendario será clave para mi longevidad", explicó el suizo en su portal. "es por ello que mi equipo y yo concluimos hoy que jugar un solo torneo en arcilla no es lo mejor para mi preparación de juego y física para el resto de la temporada".

Rafael Nadal, el gran rival de Federer, ha vuelto a ejercer su supremacía en arcilla en las últimas semanas, hilvanando una racha de 15 victorias y tres títulos, incluyendo el Abierto de Madrid el domingo. Nadal se ha erigido como el gran favorito para conquistar una décima corona en París, lo que le dejaría con 15 majors, a tres del récord de Federer.

Luthi dijo que Federer no tomó en cuenta los recientes resultados de Nadal o de otros al cavilar sus opciones.

"La verdad es que fue una decisión personal, sin pensar en otros”, indicó Luthi. “Sería un error estar pendiente mucho de los demás”.

Federer se perdió la segunda mitad de 2016, incluyendo los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y el Abierto de Estados Unidos, por una reparación quirúrgica de su rodilla izquierda.

En cuanto a París, sobre si el astro suizo no volverá al Slam en arcilla, Federer dejó un mensaje a sus fanáticos acerca el futuro.

"Voy a echar de menos a los fanáticos franceses, que siempre me han alentado”, declaró Federer. “Y espero verles en Roland Garros el año próximo”.