AP
27 de agosto de 2016 / 04:23 p.m.

El entrenador en jefe de los Cowboys de Dallas, Jason Garrett, dijo que el quarterback Tony Romo tiene un hueso roto en la espalda y no hay un plazo para que regrese a la actividad.

Garrett hizo los comentarios el sábado durante una conferencia telefónica. Sostuvo que una resonancia magnética reveló la fractura, pero no ofreció mayores detalles.

Al preguntarle si Romo regresaría, Garrett afirmó que no hay un plazo pero que el quarterback jugaría esta temporada.

Romo, de 36 años, ya tuvo dos cirugías en la espalda en el pasado. Su última lesión ocurrió en la tercera jugada del partido de pretemporada del jueves en Seattle. Fue golpeado por Cliff Avrill y se revolcó del dolor en el césped antes de ser sacado del campo y reemplazado por el novato Dak Prescott. Más tarde, Romo dijo que estaba bien.

Los Cowboys inician la temporada el 11 de septiembre en casa contra los Giants de Nueva York.