AP - @MMDEPORTESMX
26 de septiembre de 2016 / 10:40 a.m.

Rory McIlroy conquistó finalmente la Copa FedEx, cuando menos lo esperaba.

El norilrandés estaba en desventaja por tres golpes con tres hoyos por jugar en la ronda dominical del Campeonato del Tour. Casi dos horas después, embocó un putt a unos cinco metros del cuarto hoyo adicional para un birdie que le permitió ganar el desempate, el torneo y la bolsa de 10 millones de dólares como monarca de la Copa.

En su décimo año, la FedEx nunca había tenido un final así.

McIlroy ganó en el hoyo 16, donde comenzó su increíble remontada en la ronda regular al embocar desde 137 yardas para un eagle.

"Yo sabía que había regresado al torneo", comentó.

En el 18, se apuntó un birdie para firmar una tarjeta de 64 y hacer necesario el desempate con Ryan Moore (64) y Kevin Chappell (66).

Chappell quedó eliminado con un par en el primer hoyo extra.

Moore atinó un putt para par en el 16. McIlroy se anotó el birdie y obtuvo dos trofeos que ansiaba, el del Campeonato de la Gira y el de la FedEx.

"Cuando vi que la pelota cayó en el hoyo, entendí todo lo que ha salido bien este año... lograrlo fue muy especial", dijo McIlroy, con la voz ronca todavía tras gritar por tantos tiros estupendos que brindó durante el último par de horas en el campo East Lake.

Se embolsó 11,53 millones de dólares en un día —10 millones como bono por la FedEx y 1,53 millones por el torneo, su segunda victoria en tres semanas. Es el primer golfista que gana cuatro certámenes de los playoffs de la Copa FedEx.

Su única esperanza para obtener la Copa era finalizar primero en este torneo y que Dustin Johnson quedara por debajo del segundo puesto.

Johnson, quien había ocupado la punta en las primeras rondas, se desplomó con una tarjeta de 73 golpes, para un acumulado de 275, cinco debajo del par. Quedó así en el sexto sitio.

El argentino Emiliano Grillo quedó más abajo, con 278 y el venezolano Jhonattan Vegas totalizó 283.