ap - multimedios digital
7 de julio de 2015 / 12:46 a.m.

Chris Sale vio frustrado su intento por imponer un récord de ponches pero lanzó pelota de seis hits para que los Medias Blancas de Chicago se impusieran el lunes 4-2 a los Azulejos de Toronto, en lo que fue el juego de Grandes Ligas más breve en casi cuatro años.

Sale (7-4) había recetado al menos 10 ponches en ocho aperturas consecutivas. Igualó así un récord de las mayores, impuesto por el dominicano Pedro Martínez en 1999.

El as de los Medias Blancas abanicó a seis rivales y lanzó juego completo, para superar en el duelo de pitcheo a su antiguo mentor Mark Buehrle (9-5), quien también completó la ruta.

No hubo boletos en un encuentro que duró apenas una hora y 54 minutos. Fue el partido más breve de las mayores desde que Tampa Bay y Kansas City se enfrentaron en un duelo de 1:53 horas, el 9 de agosto de 2011, de acuerdo con la firma STATS.

Chris Sale

Todas las carreras de Chicago fueron sucias. Un error del campocorto dominicano José Reyes abrió la octava entrada y ayudó a que los Medias Blancas rayaran tres veces para remontar un déficit de 2-1.

Josh Donaldson y Chris Colabello dispararon sendos jonrones solitarios por Toronto.

Por los Azulejos, los dominicanos Reyes de 4-1, José Bautista de 4-0, Edwin Encarnación de 4-2.

Por los Medias Blancas, los cubanos José Abreu de 4-1 con una anotada y una producida, Alexei Ramírez de 3-2. El dominicano Melky Cabrera de 4-2 con una anotada y dos empujadas. Los venezolanos Avisaíl García de 4-1, Carlos Sánchez de 3-0.