AP - @MMDEPORTESMX
7 de diciembre de 2016 / 10:35 a.m.

Kawhi Leonard se está habituando a su papel de destinatario de todos los pases cuando hay que resolver los encuentros. Y los Timberwolves descubrieron el martes cuán imparable es el alero cuando pisa el acelerador.

Leonard contribuyó con 31 puntos para que los Spurs de San Antonio mejoraran a una foja de 13-0 como visitantes en esta campaña, al derrotar 105-91 a Minnesota.

"Ahora tengo más partidos acumulados en mi experiencia", dijo Leonard. "Eso es lo que uno necesita para mejorar, sentirse cómodo, y ver que el balón se desliza por la red durante el partido".

El joven astro de 25 años atinó 11 de 15 disparos después de no conseguir un solo punto en todo el primer periodo. Patty Mills ayudó con 15 unidades como reservista por San Antonio (18-4), que jugó sin Tony Parker.

El francés sufrió un golpe en la rodilla izquierda en el partido del miércoles frente a Milwakee.

Tampoco tuvo participación el argentino Manu Ginóbili. Su compatriota Nicolás Laprovittola contabilizó 10 puntos y un par de asistencias.

Los Spurs se sobrepusieron a un comienzo aletargado y acertaron el 52,7% de sus disparos. Desplazaron a los Knicks de Nueva York de 1969-70, como el segundo equipo con el mejor inicio de campaña en cancha ajena en la historia.

El año pasado, los Warriors de Golden State establecieron el récord, al iniciar con 14-0.

"Tal vez nos concentramos un poco más cuando jugamos en cancha de alguien más", dijo Mills. "Es difícil identificar la causa".

Zach LaVine anotó 25 puntos por los Wolves. El dominicano-estadounidense Karl Anthony Towns totalizó 11 puntos y 14 rebotes, pero embocó sólo tres de sus 16 tiros.

"Primero que todo, hay que eliminar las formas en que nos estamos derrotando a nosotros mismos", indicó el entrenador de los Wolves, Tom Thibodeau. "Tenemos que entender eso y mejorar en ese aspecto".