ap - multimedios digital
22 de agosto de 2015 / 12:18 a.m.

Mike Fiers lanzó un juego sin hit el viernes, el segundo en Grandes Ligas en nueve días, al llevar a los Astros de Houston a una victoria por 3-0 sobre los Dodgers de Los Angeles.

Fiers (6-9) ponchó a Justin Turner en su 134to lanzamiento para poner fin al encuentro y arrojó su guante al aire al lograr su primer juego completo y el quinto sin hit en las mayores en esta temporada.

Apenas el 12 de agosto, el japonés Hisashi Iwakuma también lanzó el doble cero por los Marineros de Seattle.

Nolan Ryan, ejecutivo de los Astros y autor de nueve juegos sin hit, un récord, aplaudió desde una suite mientras Fiers era el centro de la celebración de sus compañeros cerca del montículo. Fue la undécima ocasión que los Astros lograron un juego sin imparable en la historia.

"¡Dios, esta multitud se estaba volviendo loca!", exclamó Fiers. "Esto me motivó. Me sentí estupendo".

Cole Hamels con Filadelfia, Chris Heston con San Francisco y Max Scherzer con Washington han logrado también juegos sin hit en esta campaña.

Una noche antes, los Astros fueron víctimas de otra joya de pitcheo. Sólo conectaron un sencillo en el quinto inning ante Chris Archer, de Tampa Bay.

Adquirido por los Astros antes del plazo de canjes en un intento del equipo por reforzarse para su lucha por un lugar en playoffs, Fiers ha lucido sobresaliente en sus tres aperturas por Houston. Pero esta vez consiguió una proeza.

En su carrera de cinco años, Fiers jamás había sacado siquiera un out en el noveno capítulo.

Ahora estuvo intratable. En total recetó 10 ponches y permitió tres bases por bolas, retirando en orden a los últimos 21 bateadores que enfrentó.

Necesitó poca ayuda de su defensiva hasta que Jake Marisnick tuvo que correr para hacerse de un largo elevado de Jimmy Rollins, justo frente al bullpen del jardín derecho, para el primer out de la novena entrada.

Fiers se colocó en cuclillas y suspiró aliviado, antes de señalar a su compañero para agradecerle la jugada.

Brett Anderson (7-8) cargó con la derrota, al aceptar tres carreras y siete hits. Recetó cinco ponches en seis episodios.

Por los Dodgers, el mexicano Adrián González de 3-0. El cubano Yasmani Grandal de 3-0. El puertorriqueño Kike Hernández de 3-0.

Por los Astros, el venezolano José Altuve de 4-1. El dominicano Carlos Gómez de 4-1. El boricua Carlos Correa de 4-0.