ap - multimedios digital
14 de mayo de 2015 / 05:05 p.m.

El abogado laboral Jeffrey Kessler ayudará al sindicato de jugadores de la NFL en el proceso de apelación de la suspensión de Tom Brady.

El quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra fue suspendido por los cuatro primeros partidos de la temporada de 2015 por su participación en un complot para desinflar balones. Brady tiene hasta las 5 p.m., hora del Este en Estados Unidos, para presentar su apelación.

Su abogado y representante, Don Yee, y el sindicato adelantaron que apelarán.

Kessler ha litigado en algunos de los casos antimonopolios deportivos más famosos, incluyendo su trabajo con varios sindicatos de jugadores. Fue una figura importante en la creación de la agencia libre en la NFL, y tuvo un papel crucial para que terminara el cierre patronal de 2011.

Además de la suspensión de Brady, la NFL impuso una multa de un millón de dólares a los Patriots, y les quitó su selección de primera ronda del draft de 2016 y de cuarta ronda en 2017.

Kessler estaría involucrado solo en el caso de Brady.

Kessler representó hace poco a Adrian Peterson en su apelación para reducir una suspensión por violación del reglamento de conducta personal de la liga. Peterson cumplió con su suspensión completa hasta el 15 de abril, aunque en la lista especial del comisionado, así que le pagaron su salario. El running back ya puede reincorporarse a la acción, aunque no se ha reportado a los Vikings de Minnesota.

Una investigación pagada por la NFL, a cargo del abogado Ted Wells, determinó que es "más que probable" que Brady "al menos tenía una idea" de los planes de dos empleados del equipo para desinflar los balones a su gusto, por debajo del límite mínimo que permite la NFL, para el partido por el campeonato de la Conferencia Americana contra los Colts de Indianápolis.

Brady se perdería las cinco primeras fechas de la temporada, ya que los Patriots tienen una fecha libre, además de su salario por cuatro partidos que suma unos 1,88 millones de dólares.