ap - multimedios digital
15 de julio de 2015 / 07:44 p.m.

Con una oportunidad para hacer historia en la cuna del golf, Jordan Spieth quiere que el Abierto Británico parezca un torneo cualquiera.

Ese puede ser su mayor reto en St. Andrews.

Ben Hogan, en 1953, es el único otro jugador que ganó el Masters, el Abierto de Estados Unidos y el Abierto Británico el mismo año. Sólo tres jugadores desde entonces —Arnold Palmer, Jack Nicklaus y Tiger Woods— llegaron a Escocia con la esperanza de conquistar el Grand Slam.

El tejano de 21 años es la atracción principal este año en St. Andrews, especialmente porque Rory McIlroy, el campeón defensor y primero del ranking mundial, no competirá por una lesión de tobillo.

Spieth sabe lo que está en juego esta semana.

"Me gusta estudiar la historia del golf, y es muy especial lo que ha pasado este año a nuestro equipo", dijo. "No es muy frecuente tener la oportunidad de hacer algo que sólo una persona ha hecho en la historia del golf. Sin duda que aprecio esta oportunidad".

"Pero cuando empiece el jueves, no pensaré en eso. Se tratará de convertir este Abierto en otro torneo cualquiera, salir y tratar de competir lo mejor posible".

Spieth realizó su última ronda de práctica el miércoles en un clima templado y con cielo nublado, algo de lluvia y poco viento.

Spieth decidió jugar la semana pasada en el John Deere Classic para saber lo que tenía que mejorar y sentir la presión de la competencia. En ese sentido, el preparativo salió de maravillas, ya que se impuso en un playoff para sumar su cuarto título del año.

"Creo que nadie puede discutir con una victoria", comentó.

Spieth jugó 18 hoyos de práctica el lunes, el mismo día que llegó a Escocia, otros 10 el martes y una ronda completa el miércoles. La única otra vez que jugó en St. Andrews fue en 2011, cuando todavía era un universitario y se dirigí a la Walker Cup.

"Sin duda que hubiese ayudado venir más temprano", admitió. "Pero me gustaba la idea de poder ir a un lugar a jugar en serio, y posiblemente ganar un torneo de la PGA como preparación. Pero, sin duda, no está de más tener más tiempo en este campo de golf".