AP - @MMDEPORTESMX
31 de mayo de 2016 / 10:02 a.m.

Tras un año brillante con 73 triunfos en la temporada regular, la dupla conocida como "Splash Brothers", Stephen Curry y Klay Thompson, llevó a los Warriors a su segunda final consecutiva de la NBA. Golden State remontó un 3-1 en contra en la serie final de la Conferencia Oeste el lunes al imponerse por 96-88 al Thunder de Oklahoma City en el Juego 7.

Ahora, Curry y compañía lucharán para ganar un nuevo anillo, justo como habían planeado cuando comenzaron la preparación de la temporada a finales de septiembre.

"Sobrevivimos por los pelos", dijo el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. "Fuimos capaces de lograrlo y seguimos adelante".

Curry anotó 36 puntos con siete triples para establecer un nuevo record con un total de 32 canastas de tres en una serie a siete juegos. Thompson aportó 21 tantos y seis triples dos días después de haber encestado 11 y forzar el último juego de la serie, que regresó al Oracle Arena.

Los Warriors son el décimo equipo que remonta un 3-1 en contra y ganan una serie en los playoffs. Volverán a disputar la final de la NBA contra LeBron James y los Cavaliers de Cleveland, que en 2015 perdieron en seis juegos. Fue el primer anillo de campeón de Golden State en 40 años.

El Juego 1 de la final se disputará el jueves en Oakland.

"Así es el. Una gran actuación en un Juego 7, así es Steph Curry", apuntó Kerr.

Con el Thunder 90-86 por detrás, el congoleño nacionalizado español Serge Ibaka hizo una falta sobre Curry cuando este se disponía a lanzar un triple a falta de 1:18 para el final. Curry convirtió los tres tiros libres, y luego encestó el triple para cerrar el juego.

"Hace falta mucha resiliencia", dijo Thompson. "Hemos estado haciéndolo todo el año".

Kevin Durant lideró a Oklahoma City con 27 puntos, siete rebotes y tres asistencias. Russell Westbrook, que aportó 19 tantos, fue el jugador con más asistencias, 13, del último juego de la Conferencia Oeste.