AP - @MMDEPORTESMX
27 de febrero de 2017 / 10:55 a.m.

Kurt Busch consiguió la victoria más importante en su carrera dentro del automovilismo. El mexicano Daniel Suárez no tuvo suerte en su debut dentro de la máxima categoría de la NASCAR.

Busch rebasó en la última vuelta para conquistar el domingo las 500 Millas de Daytona, que puso en marcha la temporada de la serie principal de la NASCAR, denominada ahora Monster Energy.

Resulta que Busch es patrocinado por esa misma marca de bebidas energizantes. Así que esta carrera marcó en varios sentidos la redención del piloto, suspendido por la NASCAR dos días antes de las 500 Millas de Daytona en 2015 por su conducta fuera de las pistas.

"Hay un par de personas que han creído en mí durante estos años, mucha gente que me ha respaldado", comentó Busch.

La carrera quedó empañada por varios accidentes, los cuales redujeron el número de bólidos que consiguieron llegar a la meta.

En uno de ellos se vio involucrado Suárez, quien cometió antes un error. Se le sorprendió cuando corría a alta velocidad en el carril de pits.

Todos los pilotos de Toyota habían parado en los fosos al mismo tiempo. La idea era que los autos permanecieran juntos, pero la sanción contra Suárez derivó en que volviera al carril de los pits.

El error le costó al mexicano una vuelta, con lo que quedó último entre los 40 participantes.

Y en la vuelta 141, se vio involucrado en una colisión múltiple que lo dejó fuera de la competencia. Se ubicó en el 29no puesto, pero fue el novato con la mejor participación.

Suárez es el único piloto extranjero que compite a tiempo completo en la máxima categoría. Ganó la serie Xfinity el año pasado y ascendió a la Monster cuando Carl Edwards decidió que no correría más para Joe Gibbs Racing.

El piloto de Monterrey nunca había competido en una carrera de 500 millas.