MARTHA CEDILLO | @marthacedillo
20 de marzo de 2017 / 09:36 p.m.

En el Día Internacional de la Felicidad, las novenas de Sultanes de Monterrey y Saraperos de Saltillo, sí que brindaron felicidad a los amantes del beisbol de Montemorelos, con el partido que ganaron los coahuilenses 10 carreras contra cuatro y que concedieron dos cuadrangulares en el parque de ese municipio.

Los managers de ambas escuadras plantaron a sus equipos en el terreno de juego dispuestos a ver el accionar de sus peloteros, pero también de pasarla bien y brindar un buen espectáculo deportivo a sus aficionados que abarrotaron el inmueble.

Tras su participación en el Clásico Mundial con México, el catcher Luis Juárez tuvo su presentación de pretemporada con la novena regiomontana; ponchó en dos ocasiones y le brindaron base por bola.

Las carreras de Sultanes vinieron por conducto de Angel Chavarin y Leo Germán en la quinta entrada y dos más por cuadrangulares solitarios de Edgar Quintero y Moisés Gutiérrez en el octavo
"El equipo ha jugado bien las dos semanas de los partidos de exhibición, todavía nos faltan como 12 días para prepararlos. Vamos a tener buen equipo, todavía no hemos tenido ningún tipo de lesiones, que eso es lo importante", indicó Félix Fermín, manager de los Sultanes de Monterrey.

El estratega dominicano señaló que el catcher Juárez
"Juárez está muy bien, tiene alrededor de tres días practicando, no tengo ningún apuro con Juárez, ya que él estaba en el clásico, y sé que él va a estar bien para el 31", señaló Fermín.

Por su parte, Saraperos mostró mejor producción ofensiva, al conseguir carreras en la tercera (3), cuarta (5) y sexta entrada (2).
"Se ven las cosas muy bien, la gente está sana, poco a poco se van dando las cosas, hemos tenido siete partidos y de esos sólo hemos perdido dos, mientras la gente esté sana tenemos mucha oportunidad", dijo Orlando Sánchez, manager de Saraperos de Saltillo.

Los coahuilenses se presentaron al partido sin Heber Gómez y sin Julio Ruíz para que practicaran en su terreno.

Al final, los aficionados, que incluso llenaron buena parte la malla perimetral de los jardines, se fueron contentos por el resultado del partido y por el nivel de beisbol de ambas escuadras.