tomás víctor lópez
8 de mayo de 2015 / 11:06 a.m.

Los Sultanes necesitaron de 10 entradas para derrotar 1-0 a los Acereros de Monclova y terminar con una racha de nueve derrotas consecutivas en casa.

Ricky Alvarez disparó imparable con la casa llena en el cierre del décimo episodio para empujar al corredor emergente Sergio Pérez con la única carrera del partido.

Pese a que el juego se fue a entradas extra, el hermetismo con el que trabajaron los abridores Edgar González y Pablo Oyervides permitió que el tercero de la serie durara apenas 2 horas y 52 minutos.

El Monterrey abrirá serie de tres partidos en casa este viernes a las 19:00 horas contra los Broncos de Tamaulipas, con el ex ligamayorista, Alfredo Aceves, haciendo su presentación en el Palacio Sultán.

Oyervides y el regiomontano González espaciaron cinco hits en siete capítulos cada uno.

El tercera base, Agustín Murillo, es un reflejo de la desesperación en la que parece caer el equipo regio al no conectar un solo imparable en 14 turnos en la serie contra Acereros.

Murillo ha bateado sólo tres hits en 25 oportunidades en el mes de mayo. En el tecero de la serie contra Monclova se fue de 4-0 con tres ponches.

En el cierre de la novena, Max Ramírez recibió base por bolas y fue sustituido por el corredor emergente, Sergio Pérez.

Leonardo Germán intentó el toque de sacrificio y se embasó en error del pitcher José Gallego. Con corredores en primera y tercera, Ronny Paulino recibió las base intencional para llenar la casa, sin out.

Ricky Alvarez conectó hit al jardín derecho que dejó "tendidos" a los Acereros para provocar el festejo en la tribuna y la celebración de los jugadores Sultanes en el terreno a pesar de que han perdido las cuatro series celebradas en el estadio Monterrey.

EL DATO
13 mil 424 aficionados fue la cifra oficial de aficionados en el tercer partido de la serie.