Tomás Víctor López
3 de agosto de 2015 / 08:41 p.m.

Sultanes y Diablos Rojos son los equipos con mayor tradición en la Liga Mexicana de Beisbol.

Este fin de semana, el México Rojo visita la capital de Nuevo León en lo que será la última serie de la temporada regular en el Palacio Sultán.

La añeja rivalidad deportiva incluye memorables series finales disputadas en la década de los 90, cuando el Monterrey y el equipo capitalino dominaron la Liga profesional de verano

Dirigidos por el fallecido Aurelio Rodríguez, los Sultanes conquistaron el campeonato en el 91 superando al México en siete partidos.

En 1994, el equipo escarlata se llevó el título al doblegar a Sultanes gracias a un providencial batazo de hit del emergente, Rogelio Cobos en el definitivo séptimo juego.

Luego los Sultanes alcanzaron el bi-campeonato en 1995 y 1996 al superar en la serie por la corona México, con el norteamericano Derek Bryant como estratega y con una constelación de peloteros estelares como José Tolentino, Guillermo Velázquez, José González, Remigio Díaz, Ever Magallanes y Arturo González.

Este año, Diablos ha sido el equipo más consistente al comenzar la semana con récord de 68-33 en ganados y perdidos, para ubicarse a 24 juegos de distancia de los Sultanes.

A pesar de la diferencia en el standing, las emociones generadas en cada partido permiten darle el nombre de “clásico” a cada enfrentamiento entre Sultanes y Diablos.