AP - @MMDEPORTESMX
14 de febrero de 2016 / 11:25 a.m.

En el concurso de triples, Thompson logró algo de lo que pocos pueden jactarse en la liga. Venció a Stephen Curry.

Thompson superó a su compañero de los Warriors, al terminar la ronda definitiva con 27 puntos, cuatro más de los que Curry obtuvo.

"Nos encanta competir en los disparos", afirmó Thompson. "¿Saben? Nunca he estado en un equipo que cuente con alguien que dispare mejor que yo. Así que es un privilegio trabajar con él todos los días. Él hace que yo mejore".

Y en la competición de destrezas, Towns venció a Isaiah Thomas, el armador novato de los Celtics de Boston.

Con el triunfo de Towns, un pívot, quedó claro que los jugadores corpulentos que se desempeñan en esa posición han evolucionado. En la actualidad no sólo ejercen una presencia imponente como postes, sino que tienen la capacidad de hacer jugadas.

En el primer año en que se permitió que los aleros y pívots compitieran contra los bases en este duelo que premia el manejo de balón, la certeza de los pases y los disparos desde el perímetro, Town derrotó a Draymond Green, de Golden State, y a DeMarcus Cousins, de Sacramento, en la fase disputada entre los gigantes.

Luego, superó a Thomas.

"Estoy contento por ayudar a que los grandotes nos hayamos llevado este trofeo", dijo Towns, la primera selección general en el draft de junio. "Esto es más grande que yo mismo. Se lo dedico a todos los grandotes que pueden competir en destreza con los escoltas".