ap - multimedios digital
23 de agosto de 2015 / 01:15 a.m.

Tiger Woods tiene muchos motivos para sentirse contento por su primera participación en el torneo Wyndham. Está jugando con confianza, ello se refleja en el marcador y jugará el domingo con posibilidades de coronarse.

Woods entregó una tarjeta de 68 golpes, dos abajo del par de campo, en la tercera ronda, disputada el sábado. Está empatado con otros dos golfistas en el segundo puesto, a dos impactos del líder Jason Gore, quien es además su amigo.

Gore logró un 62, el mejor marcador de su vida, para un acumulado de 195 golpes, 15 bajo par, en el Sedgefield Country Club.

"Necesito salir mañana, intentarlo y lograr algunos birdies", dijo Woods. "Hay un montón de jugadores... en 13 (bajo par). Muchos en 12, 11 y 10. Cualquiera puede tener una buena racha y lograr el marcador que consiguieron Jason y Jonas (Blixt)".

Woods, cuya racha de 28 hoyos sin bogey terminó en el 18 con un putt errado a un par de metros, llegó a colocarse a un golpe de Gore, merced a un birdie en el 16, un par tres.

"Siento que tuve mucho control desde el comienzo", expresó Wood, quien está empatado con Blixt y Scott Brown, en 13 bajo par. Blixt logró la mejor ronda de su vida, con 62, y Brown firmó una tarjeta de 66.

Dos ex campeones de este torneo, Webb Simpson (64) y Brandt Snedeker (67) se colocaron a tres golpes, junto con Paul Casey (66), Jim Herman (66) y Cameron Percy (67).

Woods busca su primera victoria en más de dos años. De coronarse, cosecharía los puntos suficientes para obtener un lugar en el primer duelo de los playoffs de la Copa FedEx, previsto para la semana próxima en Nueva Jersey. Si termina segundo, habría que hacer aritmética para determinar si hay un boleto para Woods, quien se ubica en el sitio número 187 del ranking.

"Me parece asombroso verlo jugar tan bien otra vez. Está jugando como Tiger Woods y eso es lo que todos queremos ver", manifestó Gore.

Asimismo, Woods se aproximó a su 80ma victoria en la Gira de la PGA y a su primera desde el WGC-Bridgestone Invitational de 2013.

Woods decidió jugar el Wyndham por vez primera a fin de afinar su golf.

El colombiano Camilo Villegas completó su ronda en 67 golpes, para un acumulado de 202, ocho bajo par, el mismo del mexicano Óscar Fraustro, quien firmó una tarjeta de 69.

___